Subscribete

La triste historia de la CONADE y su funcionaria

* Articulo que repasa el punto hasta el que ha llegado la CONADE bajo la administración actual por el sociólogo Alejandro Avendaño. LINK
* Hay que aclarar: Los procesos siguen en curso por la secretaría de la función pública.

Desafortunadamente, el paso de Ana Gabriela Guevara, aclamada campeona olímpica, por la dependencia estatal rectora del deporte mexicano, ha brillado por la completa ausencia de laureles de victoria. Desde su nombramiento, polémico por repetir una extraña fórmula que todo el mundo cree de completo éxito y que reza que los exdeportistas sabende (gestión del) deporte, hasta los últimos días, donde se ha vuelto noticia por ser una (aparente) nueva víctima de la Secretaría de la Función Pública, joya de la política anticorrupción del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Algo que arranca mal difícilmente puede terminar bien. Cuestionada por su carente formación académica, necesaria por ley para desempeñar la dirección de la CONADE y ridículamente burlada por papeles falsos o inexistentes, Ana Gabriela Guevara gozó desde el primer momento aquella corrupción que (se supone) había jurado desterrar del deporte mexicano.

En su incansable lucha contra la corrupción, la cancerbérica Secretaría de la Función Pública se hizo de auditorías a la CONADE, a raíz de presuntas irregularidades de las que tuvo conocimiento y que terminaron en observaciones que se hicieron por un monto de 31 millones de pesos. La mayoría de estas irregularidades se referían a precios de viajes que triplicaban falsamente su valor en el mercado, así como facturas falsas. Como se ha vuelto costumbre durante el sexenio, el presidente casi de inmediato ordenó una investigación a fondo y alistar las sanciones su fuese necesario. El fuego se avivó cuando periodistas de la revista Proceso dieron a conocer información detallada sobre las investigaciones realizadas al organismo rector del deporte mexicano, y que corroboraban las sospechas que colgaban sobre la exatleta y ahora funcionaria.


El descubrimiento haciendo eco. Fuente: Twitter.

Derivado de ello, Guevara se enfrentó con Sandoval, acusándola de no respetar la presunción de inocencia y justificando las irregularidades encontradas con un “en todas las dependencias hay irregularidades”, pero descartando completamente la existencia de corrupción, ya sea de ella, ya sea de alguien de su equipo de trabajo. La SFP contestó con guante blanco, contradiciendo las aseveraciones de la titular de CONADE; más aún, poco después hizo público el descubrimiento de una serie de irregularidades en el Fondo para el Deporte de Alto Rendimiento, entre designaciones irregulares de directivos y entrenadores, así como en la entrega de recursos monetarios a estos últimos y que suman un daño al erario de 50.8 millones de pesos. De esta manera, los roces entre ambas dependencias no dejan tranquila a la oposición, ni al propio gremio deportivo, quizá el que más sufre con la incertidumbre política.


Aunque CONADE hizo caso a varias de las observaciones entregadas por la Secretaría de la Función Pública, no parece estar pasando más allá del escándalo, pues muchas de las observaciones más graves no han sido atendidas por el organismo deportivo, ni mucho menos sancionadas penalmente. Parece que sólo Guevara está fuera del nuevo pacto político y civil que intentó fundar López Obrador en el país, pues incluso se ha dado el lujo (como en anteriores ocasiones) de responder con las formas más altaneras posibles. Aunado a ello, preocupa la aparente indiferencia que exhibe el presidente respecto al tema. Más allá de algunas declaraciones demagógicas y con poco contenido, poco ha actuado el mandatario.

La crisis en la administración deportiva mexicana no sólo es el enésimo testimonio de la problemática en el rubro. También es un mal presagio previo a la aventura mexicana en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 (suponiendo que los virus permitan su realización) y más all

* Articulo que repasa el punto hasta el que ha llegado la CONADE bajo la administración actual por el sociólogo Alejandro Avendaño. LINK

Siguelo en Twitter https://twitter.com/aleavsan

Publicar un comentario

0 Comentarios