Adriana Ramírez, una mujer entregada al básquetbol

Una de sus principales satisfacciones como mujer, profesionista y apasionada al “Deporte ráfaga” es que su labor ha trascendido

Ricardo Cid López | El Sol de Puebla

En la vida del Basquetbol Universitario tanto de la UPAEP como a nivel nacional, el nombre de Adriana Ramírez Salazar tiene un lugar destacado en los últimos tiempos al forjarse un camino, nada sencillo, por el hecho de ser mujer, destacar en una disciplina que hasta hace 15 años no les daba espacio a las mujeres y donde ella ha sido parte importante para el resurgimiento y crecimiento del mismo.



El Sol de Puebla platicó con ella en el marco del Día Internacional de la Mujer y reconociendo su importancia no solo como pionera en la creación de la agrupación deportiva mejor organizada en México como la Liga de la Asociación de Basquetbol Estudiantil (ABE), también el andar que por casi 30 años ha tenido en la UPAEP, desde su etapa como estudiante en la carrera de Comunicación, vincularse poco a poco en dicha área ya en la Universidad hasta encontrarse con disciplina que la ha marcado en su vida como lo es el “Deporte Ráfaga”, que a su decir, no ha sido sencillo.

Nacida en Xalapa, Veracruz, llegó a Puebla para estudiar la Preparatoria en el Instituto Oriente y su vida universitaria arrancó en la UPAEP para nunca más soltarla hasta la actualidad en distintas facetas, como estudiante, colaboradora en el periódico de la institución, integrante del área de comunicación y hasta su vinculación como coordinadora general del deporte y actualmente al frente del Basquetbol de las Águilas en ambas ramas.

“Mi primer contacto con el basquetbol fue precisamente un juego del clásico UPAEP-UDLAP, en el año de 1991 y fue un momento emocionante ya que ganamos con un tiro de tres en el último segundo por parte de Javier (Ceniceros), ese momento a mí y mis compañeros de grupo nos marcó durante los cinco años de carrera apoyando al basquetbol. Poco a poco comencé a adentrarme más en el equipo”, dijo.

Posterior a su etapa como universitaria, inició otra en la misma institución, pero ahora en el periódico oficial de UPAEP con notas informativas del equipo de basquetbol y al paso del tiempo se estrechó la relación de afecto con los integrantes del equipo y su cuerpo técnico, al terminar su carrera, por iniciativa del equipo, la invitaron a ser su coordinadora de prensa, algo que para la época no era común.

“Eran otros tiempos, como mujer no era tan fácil verme dentro de la organización del equipo de basquetbol en trabajos de oficina, era mi jefe Héctor Álvarez y yo solamente, siempre le agradeceré porque el comenzó a involucrarme en lo administrativo, no fue sencillo, pero me dieron la confianza de adentrarme, llegó Javier como entrenador y se afianzó el apoyo hasta el año 2003 cuando dejé temporalmente el cargo para irme al área de Egresados, aunque nunca me desprendí del Basquetbol”, recordó.

Pero sabía que no podía desvincularse del deporte y para el año 2008 fue nombrada como coordinadora de equipos deportivos de la UPAEP.

EL BASQUETBOL COMO PARTE DE SU VIDA
“Si bien por años fui la encargada de la coordinación de los equipos deportivos de la Universidad, con el básquetbol todo fue especial. A diferencia de otros deportes, en éste siempre hay algo que te puede sorprender, desde una `cáscara´ hasta un partido de relevancia, encontré siempre en este deporte momentos que terminan llamándote la atención. El desarrollo de este deporte en México ha sido gracias a las universidades y es mi esencia”, acotó.

Gran parte de su día a día se vincula al básquetbol y lo toma como una referencia familiar, “Sabemos dónde está cada jugador, que hace, a que se dedica, si está casado o no, cuántos hijos tiene, nos visitan aquí ya egresados, es una interacción interminable, se convierten en parte de una familia, aquí en UPAEP lo somos, el profesor Vladimir Vargas, Miguel Toxqui, somos parte de lo mismo, junto a Javier, estamos unidos, nunca ha existido alguna dificultad por ser mujer, siempre sustentados en el respeto y eso lo valoro”, acotó.

EL EQUIPO FEMENIL Y SU DIFICIL SURGIMIENTO.
La historia de la rama femenil en el básquetbol de UPAEP data en 1992 cuando la universidad fue la sede de las finales de CONADEIP y donde el equipo varonil de las Águilas resultó campeón, no obstante, a marchas forzadas se creó el de las mujeres en ese año y no fue fácil para la Universidad.

Desde sus orígenes, el titulo alcanzado por primera vez en la femenil en 1997 y un año después su sorpresivo descenso lo que puso a prueba a las mujeres de las Águilas para reagruparse.

“El resurgimiento de la femenil en UPAEP a comparación del varonil ha sido la llegada de las personas correctas para el proyecto. La llegada de Laura Núñez fue un parteaguas en la rama femenil para el programa deportivo y para mi crecimiento en el área donde me desempeñó, nos enseñó mucho a todas y todos, ella nos demostró que, si se podía ser excelente en lo académico y deportivo, un ejemplo”, reconociendo el aporte de Yadira Asprilla para fortalecer el programa femenil, pero el episodio de la enfermedad y posterior fallecimiento de Sara fue un antes y después para las mujeres no solo que practican este deporte, también para el espíritu del campus universitario.

SU APRENDIZAJE DE VIDA Y PROFESIONAL
“Para mí el básquetbol es satisfacción permanente, cada juego, cada chico que se gradúa, cada campeonato que se gana, cada jugador o jugadora convocado a selección nacional, es un poco como mis hijos, antes te decía, eran mis hermanos, ahora en esta etapa de madurez adquieren otra etiqueta, veo su día a día y sus triunfos o derrotas se convierten en los míos, he tenido la fortuna de rodearme de gente buena en cada una de mis etapas, por mi condición de mujer no he padecido, he sido afortunada porque se me ha apoyado, sé que en otros lugares es diferente, en UPAEP ha sido más sencillo”, reconoció.

UN LOGRO PARA TODA LA VIDA
Una de sus principales satisfacciones como mujer, profesionista y apasionada al “Deporte ráfaga” es que su labor ha trascendido a nivel nacional, tal fue así que en el año 2013 y por votación unánime, se convirtió en la primera presidenta de la recién creada Liga ABE, la cual aglutina a las universidades públicas y privadas lo que provocó una satisfacción que las riendas de este deporte para crear un campeonato competitivo, fue ella la precursora de dicho camino.

UN MENSAJE A LAS MUJERES
“Envío este mensaje alusivo a lo que viene este 9 de marzo, parece que es el momento de involucrarnos como mujeres, es una parte importante de nosotras, hacer a un lado las cosas pequeñas que nos dividen, he visto los dos extremos de la cuerda, hay quienes buscan boicotear esta manifestación ideas, este reclamo, debemos hacer oídos sordos con ellos, no debemos pelear por derechos o ideologías si no tenemos vida, que salgamos a defender nuestra vida, desde lo que creemos, sus valores desde casa, ideologías, debemos estar vivas para seguir en la lucha que cada una tiene”, concluyó.

29 Años dedicada al básquetbol en UPAEP
2008 Nombra coordinadora de equipos de las Águilas
2013 Se convirtió en la primera presidenta sin distingo de rama al frente de Liga AB

Share on Google Plus

    Comenta con Tu Email
    Comenta con Facebook

0 Comments:

Publicar un comentario

México en Video: ULTIMO JUEGO