Gustavo Ayón colabora para empatar la final en España 1-1.

¡GUSTAVO AYON DESTROZA AL BARCELONA Y PONE LA SERIE 1-1¡
* Ayón aportó 19 puntos y 6 rebotes, 2 tapas y 9-9 en tiros de campo. 
* Ayón sólo erró 1 de 2 tiros libres, logrando en total 10 de 11 disparos y un +28 de efectividad. 
+Real Madrid C.F.  +Real Madrid C.F.  +Basketball 


El Madrid sabía que un 2-0 adverso en una final no lo había remontado nadie y el Barcelona, aunque parecía que también tenía conocimiento de ello, salió más con la intensidad propia de un partido de la Liga regular que el de una final por el título de la Liga ACB.Así se entiende que los visitantes empataran la serie sin ir en ningún momento por detrás en el luminoso y que los jugadores se saludaran 15 segundos antes de la conclusión. El conjunto madridista, que era el que más se jugaba, empezó sin dar concesiones. Esta vez con Carroll, el mejor en el primer partido, en el quinteto titular. En apenas tres minutos, dominaba 2-11, con una única canasta de Tomic como un oasis en el desierto.
Xavi Pascual se vio obligado a pedir su primer tiempo muerto. Tomic parecía el más enchufado de sus jugadores en ataque. Pero todo lo que metía en el aro rival eran concesiones defensivas después que aprovechaba Thompkins, el máximo anotador blanco en el cuarto inicial.Pablo Laso penalizó el estado irregular de forma de Sergio Rodríguez dejándole en el banquillo hasta el minuto 8. Llull, que sí estaba, daba una renta a los visitantes de 11-28 gracias a tres triples.



La intensidad de Ayón, ese jugador que un día descartó el Barça, contagiaba a sus compañeros y ayudaba a penalizar con error los lazamientos cerca de su aro. Volvió a salir Rudy al parquet y volvieron los pitos al Palau. Nunca le perdonarán su fichaje por el conjunto de la capital.Arroyo, que no jugó nada en el primer partido, apareció esta vez en escena porque Satoransky andaba tocado y no era cuestión de poner a Navarro de base, algo que Pascual hizo el miércoles. El Madrid ganaba en la pizarra de las rotaciones.Los locales estaban lejos de estar acertados en el tiro, facilitando la defensa madridista. El Barça, centenario en puntos en el primer partido, se quedaba en 12 puntos tras 10 minutos. Pascual necesitaba aire fresco y por eso también recurrió a Lawal, inédito en la serie. En pista también estaba Vezenkov.A Lawal le sustituyó rápidamente Samuels porque no está en ritmo de competición. Reyes, eterno capitán blanco, aportaba desde la 'pintura' con rebotes que sólo él puede capturar. Seis puntos consecutivos del pívot y un triple de Sergio dieron otra máxima ventaja: 16 a 37.Se escuchaban ligeros silbidos en la grada. La reacción azulgrana, con 11 puntos consecutivos, no se hizo esperar. Contribuía Maciulis, que fallaba todo lo que le venía a la mano. Laso pidió su segundo tiempo muerto.Doellman y Ribas, que no habían estado hasta entonces, eran los líderes ofensivos que personifican la remontada. La sangría la cortó Llull y la secundó Ayón,
con una entrada a canasta que dejó retratado a Tomic. De los 21 puntos al incio del segundo cuarto, los barcelonistas bajaron a 12 al descanso. El Barça, como siempre, echaba en falta las canastas de Navarro, con el casillero en blanco. Sus primeros puntos llegaron en el minuto 23.Los locales bajaron de la barrera psicológica de los 10 puntos con un parcial de nueve a cero: 43-49 Fue con un triple desde su casa de Navarro, que ya estaba en su salsa. Sólo así despertó un aletargado Palau, que no había tenido muchas razones para desatarse.

Pero el gigantesco Ayón, cada vez más decisivo y definitivo con el transcurrir del partido, no estaba dispuesto a perder. Perperoglou puso a los suyos a cinco puntos 52-57. Contestó rápidamente Llull.Satoransky, algo que ya pasó en el primer partido, parecía asfixiado ante las penetraciones de los bases visitantes. El Madrid, ante el cansanco local, volvió a apretar el acelerador en el marcador: 52-66 minuto 29.Cada vez que Pascual daba descanso a Samuels, Ayón montaba su tienda de campaña debajo del aro. Al último periodo se llegaba con 58-66, gracias a dos penetraciones consecutivas de Satoransky. El checo ha sacado a relucir su mejor baloncesto en los 'playoffs' por el título.El Madrid temblaba ante la posibilidad de otro final igualado. No lo hubo porque Ayón no quiso.



Hizo más él que todos los hombres altos del Barcelona juntos. A falta de seis minutos, los visitantes disfrutaban de un margen de 19 puntos: 59-78.Los azulgranas habían sumado 1 punto en cuatro minutos. Con un tanteo de 65-86, el Palau se vació y el resto empezó a increparles. Laso tuvo el detalle de dar la alternativa a Doncic en una final. Y lo aprovechó con sus dos primeros puntos gracias a un palmeo.Temas
Envíalo a Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario

Columna sin afinidad política u organizativa, dedicada a seguir a las selecciones mexicanas de basquetbol en todas sus categorías.
Manda tu comunicado de prensa: seleccionmexicanadebaloncesto@gmail.com