La etiqueta de jugar en Tercera Fuerza



“Nos han llamado los cascareros, los que pegan, los que no saben jugar, los macheteros, pero somos jugadores que nos gusta mucho el basquetbol, queremos aprender y soñamos con jugar en una primera fuerza…”

Muchos de nosotros iniciamos a jugar  desde el peldaño de abajo, a veces sin haber pasado por una liga juvenil o infantil, tomamos el balón, formamos el equipo con mucho entusiasmo, ganas y comenzamos  en una Tercera Fuerza.  Sin embargo los jugadores son presa de muchas dificultades y obstáculos.

La Tercera no es como la Categoría Libre, ya que en la libre puede haber jugadores experimentados haciendo equipo con jugadores que inician y pueden durar juntos dos, tres o mas temporadas. Sin embargo  muchos jugadores que tienen mayor nivel no se animan  a apoyar a equipos de tercera fuerza.

“Nos ha pasado que invitamos a alguien que juega bien  para reforzar el equipo dura media o a lo mucho una temporada y se va a otra categoría,  antes había mas lealtad  compromiso por parte de las jugadoras, aguantabas derrotas, situaciones difíciles  y seguíamos juntas hasta subir a la siguiente fuerza. “  Asegura Margarita integrante del equipo Panteras
Los jugadores de Tercera fuerza tienen mucho merito pues tienen que competir con los de su categoría y quedar en los dos o tres primeros  lugares para subir y así hasta conseguir estar en una primera. Pocos son los equipos que se mantienen y menos son los que inician y terminan con los mismos jugadores. Los patrocinadores y formas de financiamiento  escasean pues cuando hay quien apoya y se hace cargo de los gastos de algunos equipos de segunda y primera fuerza pocos se animan a patrocinar a equipos de tercera.

La tercera fuerza alberga a jugadores jóvenes que inician, jugadores que tienen lesiones de cuidado, jugadores veteranos, jugadores que retoman el básquet después de mucho de no practicarlo, jugadores que empiezan de cero, etc. 

A la tercera se le debe respeto igual que a las otras fuerzas pues es ahí donde empiezan muchos de los sueños de los que serán jugadores reconocidos, es ahí donde decides tirar la toalla o seguir preparándote hasta llegar a una primera o mas allá.

La tercera fuerza es donde se empieza y quizá también donde se termine.

Por Nadia Camacho. Sigueme en Facebook : www.facebook.com/nadia.camacho.58


Envíalo a Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario

Columna sin afinidad política u organizativa, dedicada a seguir a las selecciones mexicanas de basquetbol en todas sus categorías.
Manda tu comunicado de prensa: seleccionmexicanadebaloncesto@gmail.com