El basquetbol mexicano : Historia de un conflicto

El conflicto del basquetbol mexicano inició cuando diferentes organismos buscaron dirigir o apoderarse de esta disciplina con el apoyo de las instituciones oficiales del deporte nacional.

Por un lado estaba la Alianza Nacional de Basquetbol (ANB) que encabezó el exjugador Arturo Guerrero, con el aval de la Confederación Deportiva Mexicana (Codeme) y la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade).



El Comité Olímpico Mexicano (COM) apoyó, por otro lado, a la Federación Mexicana de Basquetbol (FMB), que Jorge Toussaint tomó como rehén.

En el 2000 surgió entonces la Liga Nacional de Basquetbol Profesional (LNBP) que buscó ser independiente a los conflictos, y único soporte del basquetbol en el país, al aglutinar a una veintena de equipos en los que jugadores y entrenadores pudieron seguir desempeñándose.

En marzo del 2011 y tras siete años de disputas, la Suprema Corte de Justicia de la Nación puso punto final al conflicto jurídico que vivía el basquetbol mexicano, al desconocer en votación unánime, a Jorge Toussaint Beltrán como presidente de la FMB.

La Asociación Deportiva Mexicana de Básquetbol (Ademeba) se constituyó el 26 de noviembre de 2008, como un organismo que trabaja por la unificación, la profesionalización y el desarrollo del Básquetbol en México.

La CONADE solicitó que el país fuera sede del repechaje Mundial FIBA 2016, torneo en el que se compiten los últimos pases olímpicos a Río 2016, sin embargo, el 12 de noviembre la FIBA descartó a México como una de las sedes para organizar el torneo clasificatorio.

El basquetbol tricolor recibió otro duro golpe cuando la Federación Internacional de Basquetbol (FIBA), hizo oficial (el pasado 27 de noviembre) la suspensión indefinida de México para disputar cualquier competencia internacional, debido a los conflictos entre la Conade  y la Ademeba.

Conade tenía que reconocer a Ademeba antes del 20 de noviembre como el organismo que debe regir al baloncesto tricolor, de lo contrario México correría el riesgo de ser desafiliado de la Federación Internacional de Basquetbol (FIBA).

Con este anuncio los basquetbolistas Mexicanos no podrán participar como seleccionados en ninguno de los torneos del Calendario FIBA, incluido el Repechaje a Juegos Olímpicos del próximo, y por consecuencia, en Río 2016.

El desconocimiento del organismo internacional al baloncesto tricolor también afecta a los árbitros mexicanos con Carnet FIBA, quienes tampoco podrán sancionar algún torneo.

México no asiste a unos Juegos Olímpicos desde Montreal 1976.

-Por Verónica Carbajal para Uno TV- Enlace
Envíalo a Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario

Columna sin afinidad política u organizativa, dedicada a seguir a las selecciones mexicanas de basquetbol en todas sus categorías.
Manda tu comunicado de prensa: seleccionmexicanadebaloncesto@gmail.com