El Día Negro del Basquetbol Mexicano esta por ver la luz.

* Llega Alfredo Castillo y se ve un mejor panorama para el basquet mexicano.
Lo lograron, ensombrecieron el basquetbol mexicano. La oscuridad desde el día 24 de Septiembre de 2014, se esta alargando mucho. Todavía hace sombra. No se despejará hasta que no reaccionen y se comporten como gente civilizada, como caballeros y pidan una disculpa pública a la afición y al entrenador Sergio Valdeolmillos y le paguen hasta el último peso que le adeudan. Algo, que a como van las cosas, se antojan imposible. Ellos parece que hablan otro idioma y ven otro basquetbol. (Escrito del artículo Quienes son los causantes del Día Negro?*


¿Cuál sería la razón real por la cuál se despidió a Sergio Valdeolmillos y que desencadenara la polémica más vergonzosa para el basquetbol mexicano en la última década?

Para muchos fue la arrogancia de los directivos, para otros la falta de preparación de los mismos para el cargo, y para muchos otros fue más bien la parte fundamental del negocio: el dinero.

Sea cuál sea la razón, el Día negro que escenificaron juntos de manera tribal :



Jesús Mena de la CONADE, Carlos Padilla, del COM, Juan Manuel González, de la LNBP, Modesto Robledo, de ADEMEBA, Manuel Sáenz, ADEMEBA Nuevo León y Sergio Ganem Junior, presidente del club Fuerza Regia y con cargo en la LNBP como tesorero, cuando presentaron a Bill Cartwright como nuevo seleccionador, parece que ha quedado atrás.

Los máximos organismos rectores hicieron lo posible por tramar un historia donde el entrenador español Sergio Valdeolmillos apareciera como el villano de este proceso. La misma persona que triunfó donde más de una decena de entrenadores fracasaron en 40 años, el mismo que ganó tres medallas de oro, una de plata y dirigió un Mundial, el mismo que tuvo marca de 22-8 en cinco torneos. El mismo.

La afición supo de inmediato que el mayor delito que pudo cometer el seleccionador fue el declarar de manera pública, justo después de la eliminación de la selección mexicana en el Mundial, la falta de compromiso y apoyo de los funcionarios. Punto.

Luego vino el cuento y la variante de los directivos de que su despido se debió a su mal proceder y falta de respeto a las autoridades, al no enviar en tiempo razonable su reporte técnico, el famoso reporte técnico.



Aquél día, el día que se presentaba a Bill Cartwright como nuevo entrenador e indirectamente el despido de el español, la conferencia de prensa se terminó abruptamente, porque una persona de prensa pidió una explicación a los directivos. Luego, miles en las redes sociales, en los diarios, la gente que verdaderamente quiere al basquetbol mexicano, no estuvo de acuerdo con aquel cambio abrupto de designación sobre porque no se mandó un "IMPORTANTÍSIMO" reporte técnico.

Ahora es el turno para Jesús Mena de entregar su reporte técnico.



La Sombra de Valdeolmillos
Pobre Bill Cartwright, que no sabía  a donde había llegado, y con sus 2.13 metros incluídos, apenas sabía que la sombra de Sergio Valdeolmillos, le seguiría en su proceso y le abarcaría. El día de su presentación no pudo entender lo que ocurría cuando los directivos se marcharon abrutamente para no contestar las preguntas de la prensa. Caminaron apresurados, dando la espalda a unos periodistas, que en ese sentido, no tenían razón de estar allí. Como los directivos.

Luego de la movilización de miles de fanáticos en Chihuahua previo al Centrobasket y luego en el Centrobasket en Nayarit, donde México ganó con paso invicto la medalla de oro, se vio contrastado con el último partido de la selección bajo el mando de Bill Cartwright en los Juegos Centroamericanos: a lo mucho entraron 300 personas, que vieron como México terminaba en el quinto puesto de siete equipos.

En aquel torneo, los federativos pusieron un aréa especial, con una valla, una aréa exclusiva. Pronto se enterarían que ellos no eran la selección y que los fanáticos tenían como referencia a los jugadores en cancha, como Gustavo Ayón, Jorge Gutiérrez, Orlando Méndez o Lorenzo Mata.

Aquella escena hablaba por si sola, la afición estaba con los procesos ganadores y le era fiel a un proyecto que gozaba de buena salud y buenos valores.

Para Juan Manuel González, presidente de la LNBP, aquel quinto puesto no significaba un retroceso, ni era un mal resultado, y retificó a Viva Basket que el proyecto Bill-Cartwright-Selección Mexicana seguiría, claro, si entregaba su reporte técnico a tiempo. Más palabrarería, que sería desmentida apenas unas semanas después.

Meses más tarde, se nombró a Eddie Casiano como nuevo entrenador.

Borrón y ... ¿Cuenta nueva?
El programa Ponte al 100 y los Juegos Centroamericanos en Veracruz, siempre estuvieron en la lupa de diarios como Proceso, que señalaron su falta de resultados y sus elevados costos al erario. Esas son las principales areás a evaluar por Alfredo Castillo, ahora llega como titular de la CONADE con nueva estrategia.

Llegó y encontró a los deportistas con serias discrepancias con los federativos en sus respectivas disciplinas. Entre ellos, algunos de los enfrentamientos más directos, fue el de Gustavo Ayón, jugador que goza del reconocimiento nacional e internacional, paso NBA y que es considerado por FIBA, por sus números, como la referencia azteca en estos momentos.

Los federativos quisieron ningunearlo, ningunear a una referencia nacional que se ha ganado el reconocimiento a base de sudar cada minuto en la cancha. Los federativos le dieron la espalda también a Valdeolmillos, y a todo el proceso que arrancó en 2013.

En algún momento, aquello se escuchó tan típico como siempre, como algo habitual que ocurre en México. La misma filosofía que ha empantando al basquetbol mexicano, una filosofía que pone por delante el timón de las desiciones a un pequeño grupo de empresarios, antes que a los deportistas, antes que los entrenadores que siguen día a día mostrando en la cancha pasión por el juego.

Valdeolmillos no estuvo solo. Cuando lo despidieron a él, despidieron a miles de mexicanos que reconocieron su desempeño, intachable, más que como técnico, que fue brillante, como ser humano, como ser preparado, como uno de los entrenadores que se acataron lo más cercano posible a los valores. Lo que perjudicó a los federativos, fue que ellos se quedaron en la acera de enfrente, enviando una sarta de acusaciones por demás infundadas e ilógicas. Se le acusó de "secuestrador de la selección", de buscar sus "intereses personales", de evitar querer pagar impuestos, de no enviar su reporte técnico, a lo cual sonaba cada acusación más hueca que la anterior.

Empezó el peregrinar positivo para esta causa. Primero Gustavo Ayón pidió más trabajo a los directivos, luego Héctor Hernández (ala-pívot con experiencia internacional), pidió a los federativos "que le echaran más ganitas", Orlando Méndez se sintió sorprendido por la destitución, Javier Ceniceros externó su consternación y Lorenzo Mata fue reacio en sus declaraciones contra los directivos, al considerar esa desición, terrible. Incluso Agustín Villa, de la Federación Mexicana mostró su descontento.

Lo positivo del caso es que Jesús Mena ha dejado el cargo y Alfredo Castillo ha declarado que aquí los que más importan son los atletas. Quiere arreglar las cosas para Sergio Valdeolmillos. Que Ayón esté en el PreOlímpico, que México realmente tenga posibilidades de clasificar.



EL DÍA NEGRO x ACLARARSE
El día negro, que inició aquel 24 de Septiembre, unió al basquetbol en cierto sentido. Aquel día los federativos unieron a la comunidad del basquetbol en contra de aquella errónea desición. Ellos mostraron que tienen las riendas del basquetbol y que los fanáticos sólo eran eso, fanáticos. En el intento han quedado mal parados. Pusieron sus actividades con lupa. No le han respondido a Sergio Valdeolmillos en su adeudo ni han hecho esfuerzo por recuperar la confianza de Gustavo Ayón y otros seleccionados. Esperaron que el tiempo apaciguara las cosas. Pero son otros tiempos, tiempos de tecnología, tiempos que no olvidan, que los aficionados mantienen presente.

Las redes sociales de los atletas tienen miles de seguidores y las cuentas de los federativos no los tienen, o no cuentan con ellos. Este deporte pertenece a los atletas, ellos son los principales actores y todos los demás, caen en dos grupos, facilitadores (directivos, patrocinadores, staff) y aficionados (medios, fanáticos).

Alfredo Castillo llega a poner orden en un deporte que esta fragmentado. Intentará armar la selección desde el punto de vista de Gustavo Ayón, que ya demostró un gran liderazgo, dentro y fuera de la cancha, aportando recursos de su propio bolsillo si hacía falta. Ayón, como es entendible, considera indispensable a Valdeolmillos en el banco para aspirar a mejores resultados.

Pronto el COM entró en cintura, y aceptó el posible regreso del entrenador español, sin objeción alguna, y mandó el balón y un pase de pecho hacia Juan Manuel González, "La contratación de el entrenador es un tema que compete a la Liga Nacional de Basquetbol Profesional de México"...

Adriana Reyes, periodista de el Universal, preguntó a Carlos Padilla : "¿Se olvidaron los malos comentarios de Ayón hacia el COM?" Carlos Padilla respondió : "Este deporte es de emociones y como eso lo tomamos. Aquí no existe ninguna diferencia con Gustavo, siempre vamos a estar a favor de lo que más le convenga al basquetbol mexicano", contestó el funcionario, aunque sus declaraciones contrastan con las acciones de el pasado Septiembre.

A su llegada, declaró Alfredo Castillo que trabajaría de la mano con los deportistas, y no aceptaría solamente las desiciones burocráticas de los directivos. Tomaría opiniones de los atletas, no nada más de los federativos. Aire fresco.

Y siasí son las cosas, el basquetbol esta por enderezar el camino a un lugar mucho más claro, limpio y mejor organizado para las selecciones de basquetbol mayores.



¿ALGÚN INCENTIVO PARA ELLOS Y ELLAS?
Ahora que la burocracia se tendrá que comprimir o eliminar, se puede empezar a soñar con un mejor trato para estos atletas. Quizá no una retribución económica tan abultada como reciben en otros países más desarrollados o con mejor estructura, pero ¿que tal pensar con un incentivo mínimo que haga que los atletas tengan una gran motivación por representar a su país? No solamente darle un incentivo a las estrellas del equipo, como ha sucedido en las selecciones femeniles, que apenas 2 o 3 jugadores reciben ese apoyo económico, y  a veces ninguna.

¿Qué pasaría si cada seleccionado tendría por seguro recibir un agradecimiento (mucho más que merecido) por parte del erario mexicano por su entrega, dedicación y esfuerzo? Habría que derrumbar la barrera aquella de "Jugar por amor al país, al basket y a la camiseta? El amor al país siempre estará ahí, siempre estará al basket y a la camiseta.

Quienes han quedado debiendo siempre han sido los directivos, que apenas pueden otorgar las ayudas mínimas para los procesos.

Un exseleccionado comentaba que en sus épocas los viajes al extranjero incluía una dieta escualida que apenas alcanzaba para una hamburguesa por comida. Otros pueden recordar que representar a México fue "por amor al arte y a la patria" y recordaba como era apoyado por su familia para poder seguir en la selección. Pero otro seleccionado su fue a los números.

"Luego de cuatro semanas de preparación, fue muy duro enfrentarse a un seleccionado de Brasil, muy preparado, con mucho presupuesto. En cambio, nosotros apenas teníamos lo suficiente. Lo más extraño era saber que los jugadores brasileños tenían un descontento. Ellos recibieron '80 mil dólares' por el proceso por jugador, mientras que los mexicanos, apenas percibimos 10mil dólares, en conjunto. "


Mientras muchos políticos se enriquencen detrás de los escritorios, los jugadores de basquetbol -y otros deportes- siguen siendo poco valorados en su esfuerzo.

Sin duda hay mucho trabajo por hacer.

Lo bueno es que el primer paso se ha dado, con la designación de Alfredo Castillo. 

¡Bienvenido!

@frankbermudezz | seleccionmexicanadebaloncesto@gmail.com  | Columna de Noticias




Envíalo a Google Plus

1 comentarios:

  1. No hay que cantar victoria hasta que en verdad se vean resultados, este político tambien tiene cola que le pisen... pero demosle el beneficio de la duda.

    ResponderEliminar

Columna sin afinidad política u organizativa, dedicada a seguir a las selecciones mexicanas de basquetbol en todas sus categorías.
Manda tu comunicado de prensa: seleccionmexicanadebaloncesto@gmail.com