No siempre ganan los buenos, Ramsés Benitez se retira.

Un 7 de Abril de 2015 se cierra el ciclo como jugador profesional de Ramsés Benitez, sonorense de Ciudad Obregón de 2.11 que podía jugar tres posiciones, alero, ala-pívot y pívot. Su versatibilidad le llevó a vestir la casaca de México en decenas de partidos y vivió en carne propia una década muy cruda en cuanto al basquetbol federado.

Su última medalla fue en el Centrobasket de 2003, donde se ganó elogios y futuras concentraciones. Uno de sus mejores torneos, fue el Centrobasket de 2008, donde pese a un inexperto Gustavo Ayón, el triunfo no estuvo de parte de México. Ramsés promedió 10.4 puntos y 4.0 rebotes por juego, siendo un partido de 18 puntos y 5 rebotes ante Islas Vírgenes su tope personal en el torneo.



Como jugador profesional, ganó títulos, pero también descubrió la parte más negra del basquetbol, cuando fue abandonado por los directivos a la hora de verse en desgracia por una desafortunada lesión. Desde entonces no volvió a pisar las canchas, y una sombra llamada veto le acompañó. No se acobardó, sino que empezó otra lucha, otro partido, muy largo, en busca de una mejor condición para jugadores profesionales.

Muchos jugadores de selección, y profesionales, cuando charlas con ellos, estan en la misma sintonía. Cuando se les pregunta porque no hay una asociación de jugadores, algo que proteja sus intereses y los de sus familias, casi lo dicen repetido y calcado: "No podríamos, los directivos congelarían a cualquiera que pida más dinero del que le ofrecen o a quien busque organizar el basquet." 

Como Ramsés, Eduardo Nájera tuvo sus desencuentros con las autoridades en su momento. La historia que llega hasta nuestros días es la contada y repetida, que indica la falta de compromiso del chihuahense. Pero ahora la historia toma otro giro cuando los mismos directivos quieren hacer creer un cuento infantil, donde ellos son inocentes y Gustavo Ayón y Sergio Valdeolmillos, los ogros de cuento. Una credibilidad ya de por si endeble, se marchita aún más.



Quizá con el caso de Ramsés, descubrimos que no todo es miel sobre hojuelas, que cada gran triunfo de cada atleta hay una vida de preparación y sacrificio, y también directivos rapaces dispuestos a velar por sus propios intereses y no por los de un deporte en México que ha sido azotado una y otra vez. Ni Gustavo Ayón, ni Jorge Gutiérrez ni Sergio Valdeolmillos merecieron el mínimo respeto, porque el mando no esta en ningún jugador, en cambio si esta en varios escritorios.

La lucha de Ramsés, que llegó a los tribunales, que fue seguida por algunos periódicos, es un caso más de la burocracia en México. Sin solución por la autoridad mexicana, sin solución por el organismo internacional FIBA, ese que cada año organiza torneos con presupuestos millonarios del erario público y privado, y sin un adecuado seguimiento por la prensa especializada: No estaba en su tazón de intereses. Ningún directivo, a excepción de Mario Méndez, de Yucatán, levantó la mano para intentar mediar o remediar la situación del sonorense.

Ramsés Benitez se va, sin quitarse el veto del apellido por la LNBP, se va sin poder retirarse en una duela jugando sin problématica, se va en el desarraigo deportivo de quien una vez fue seleccionado nacional.

Pero no se puede estar triste, al contrario. Se va más que un jugador, se va un mexicano cabal, uno que empieza a estar en peligro en extinción, uno que no teme exigir sus derechos y uno que ha podido ser leal a los principios deportivos, morales y sociales.



La historia le dará el lugar que los federativos le han quitado.

En el Centrobasket 2008, que México terminó en quinto lugar, pese a ganar 4 partidos y perder sólo 1, podemos darnos cuenta de la calidad del sonorense.

Ramsés terminó el torneo con promedios de 10.4 puntos y 4.0 rebotes, con un 60% del campo y un 73% de tiros libres, con 20 minutos por juego.
Otro jugador, quedó debajo de él en números: 9.8 puntos, 5.4 rebotes, 54% del campo y 55% en tiros libres. El nombre de este último jugador quizá sea uno que empezamos a escuchar más: Gustavo Ayón.

Encima, Ramsés Benitez encestó el 46% en triples (6 de 13) en el torneo. De ese tamaño, eran los números de Ramsés. De ese tamaño, las extrañas decisiones en el país, en el país donde no siempre ganan los buenos.

Esta es la carta de Retiro de Ramsés Benitez

Me RETIRO Totalmente del BALONCESTO.
"Al fin he tomado la decisión definitiva de no volver a jugar baloncesto profesionalmente aunque gracias a los que me lo han ofrecido en diferentes partes de nuestro país y el extranjero. Nunca me imagine tomar esta decisión aunque tengo más de un año haciendolo pero sin poderlo concebir, hoy con la mente fria y el corazón latiente lo he decidido, mejor decisión por salud mental y física. 
Doy gracias a DIOS por haberme dado este talento y haberlo desarrollado al nivel que quise aun así no haber jugado donde me propuse pero el nivel lo desarrolle, mental, físico, técnico y táctico. 

A veces pensé que lo logre solo, pero siempre sentía que no era así, más no lo emprendía, hace par de años que me di cuenta que lo hizo Dios por su obra y su propósito, aun así mi situación de VETO hay un propósito que hoy no se cual sea, solo se que hay justicia. 

Gracias a este gran deporte del baloncesto del cual lo llevo en mi ser, me quedo con las cosas bellas que viví, los triunfos, momentos tan gratos con compañeros de equipo y rivales, dueños de equipos, entrenadores, preparadores, fans en donde sea que me toco jugar y conocerlos. 




En especial le doy gracias a mis compañeros de la universidad donde estudie ITSON, gracias a ellos logre desarrollar el talento, creo que si fuese donde quisiera jugar de nuevo y con quienes, seguramente estoy que seria con esa gran generación donde me ayudaron a desarrollarme no solo como jugador, como persona, como líder a los esfuerzos grupales. Muchas gracias a ITSON por haber creído en mi, ver en mi algo en el cual ni yo sabia pero un día lo comprendi siendo todavía estudiante y era el si quería lograr mi sueño era empezando y terminando como profesional, la única forma de saborear y trabajar por ser ganador. Gracias Israel Salinas, Rafael Basañez, Julio Rodriguez, Edgar Soto, Cristian Moreno, Arturo Vasquez, Marco Valenzuela, Oscar Valenzuela, Temo Valle, Pablo Benítez mi hermano, Bebo Trejo, Jhonny Calderon, Jose Meza, Luis Angulo, Daniel Paredes. 

Todos los equipos son y fueron importantes pero el equipo de mi universidad es el especial para mi. 

Gracias por creer en mi y el apoyo en todo momento, creo no haberles fallado nunca, hice lo mejor que estaba en mi, y duramos mas de 2 años sin perder un solo juego. Gracias a todos los maestros que me apoyaron haciendo que entregara mis trabajos y presentando mis examenes, ganandome todo por mi bien, a todos los que me decían que era una perdida de tiempo también gracias porque mientras disfrutaba cada juego no me acordé nunca de esas palabras porque esta disfrutando el tiempo.
Todo esto me hace recordar tantas cosas de las que no recordaba pero tengo una sonrisa no en mi cara, mas en todo mi ser y cuerpo.

Hubiera sido bonito haberlo hecho en cancha con un balón en la mano y jugando, pero de este modo también lo es por el valor de aceptarlo.

Vale más darle un hasta pronto al baloncesto con una sonrisa. "




@frankbermudezz
Envíalo a Google Plus

3 comentarios:

  1. Oh me arruinaron el dia con etsa nota, no manchen si asi tratan a los seleccionados qu nos espera a los qe no lo somos 1

    ResponderEliminar
  2. TIPICO en el país notas amarillistas nada mas sino fuera x la LNBP no habria mundial ni centrobasket tambien hay que reconocer el gran trabajo de los organizadores que muchas veces ponen de su propio bolsa, no todo cae del erario público como mencionaas, informate, conoce del tema y después opina, Ramsés fue un jugador más, nada brillante, nunca espectacular.

    ResponderEliminar
  3. Vamos Ramsés sigue luchando hasta que consigas justicia, no te ridas ante esta gentuza que solo vive del sudor de los atletas, ellos fueron o pasaron por lo mismo y ahora se estan desquitando, hay que cortar esa cadena de vicios del basket mexicano, si asi procedieramos, México sería potencia mundial un año si y otro también

    ResponderEliminar

Columna sin afinidad política u organizativa, dedicada a seguir a las selecciones mexicanas de basquetbol en todas sus categorías.
Manda tu comunicado de prensa: seleccionmexicanadebaloncesto@gmail.com