Joey Covarrubias se recupera del sarcoma de Ewing

Por Andrés Morales para Deportes A Lo Latino

Agosto del 2014 fue uno de los meses más tristes en la historia de Deportes a lo Latino, Joey Covarrubias, el sensacional guardia armador de Cantwell Sacred Heart High School quien tras su extraordinaria carrera en preparatoria había obtenido una beca completa para jugar en California State University en la bella ciudad de Monterey California era diagnosticado con un raro caso de cáncer en los huesos llamado Sarcoma de Ewing.
En ese entonces el mundo se derrumbó para este sensacional chico de tan prometedor futuro. De inmediato las costosas pruebas médicas y el inmenso gasto que una enfermedad de este tipo implica empezaron a mermar sin duda la estabilidad no solo de Joey sino de toda su familia.
Y créanme, los dolores y las molestias de los tratamientos no son nada comparados con lidiar mentalmente sobre el tener en su cuerpo una enfermedad mortal como lo es el cáncer. Recordemos que a final de cuentas Joey es solo un muchacho de 19 años ¿cómo le explicas a un chico de esta edad a lo que se va a enfrentar? ¿Cómo aceptar que de un día para otro su futuro tan brillante ya no existe más? ¿Cómo le dices  que aunque no hizo absolutamente nada para merecer tan terrible destino ese es su destino?
11083630_755777768970_6580713014040429636_n
Con sus amigos incondicionales de "Sin Miedo" quienes han estado con él en todo momento.
Joey fue trasladado al departamento de medicina de UCLA en donde fue intervenido quirúrgicamente el 26 de Agosto y aunque en un principio se pensó que se había extirpado todo el tumor maligno de su cuerpo hubo que someterse a varias sesiones de quimioterapias.
Pero el gran apoyo de su familia, de sus amigos, ex compañeros de escuela, de equipo y en general de toda su comunidad fue una gran motivación para Joey, ya que entre todos ellos lograron reunir miles de dólares para apoyar con los gastos médicos a él y  sobre todo a su familia.
Los doctores de UCLA hicieron un estupendo trabajo tanto en las operaciones a las que fue sometido como en la rehabilitación y tratamientos posteriores.
10603788_10152353627285963_8452039533121691381_n
El gran apoyo familiar ha sido muy importante para superar este duro proceso.
Fueron once meses de completa locura y desesperación en los que Joey y su familia estuvieron muy preocupados, olvídense de la carrera deportiva del chico, ellos solo pedían que Joey salvara su vida ni hablar de volver a una cancha de basketball.
Esta semana Joey acudió a consulta con su médico y le dio estupendas noticias, al parecer está cerca de terminar con sus tratamientos y ahora se encuentra en lo que llaman “etapa de remisión” en donde se puede decir que no hay un indicio aparente de que la enfermedad siga en su cuerpo por lo que solamente  tendrá que revisarse periódicamente para checar que todo esté bien.
Por lo que Joey puede volver a tener una vida normal y eso incluye… volver al baloncesto.
“Pronto estaré de vuelta en la duela… lo prometo”  afirma Joey.

Otras notas acerca de Joey:
Envíalo a Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario

Columna sin afinidad política u organizativa, dedicada a seguir a las selecciones mexicanas de basquetbol en todas sus categorías.
Manda tu comunicado de prensa: seleccionmexicanadebaloncesto@gmail.com