¿Qué tienen en común Ayón, Valdeolmillos, Benitez, Mata y Silva?

* Cinco nombres que relucen por sus diferencias con la filosofía de los federativos:
  Gustavo Ayón, Sergio Valdeolmillos, Lorenzo Mata, Ramsés Benitez y Brisa Silva.
* México enfrentará el PreOlímpico sin su mejor arsenal.
* En México se utiliza la "Mercadotecnia Cero" (acabarse el presupuesto).

9 de Marzo de 2015.

La fecha no dice mucho, si la comparamos a 1995 o a 1985. El basquetbol mexicano sigue por ese túnel del desacierto, de la incertidumbre que lo caracteriza, y que le ha permitido a países que no tienen ni el 10% de nuestra población, como Puerto Rico, Cuba o Jamaica, vencernos.

Es cierto que en el plano de ligas profesionales entre comillas, porque aunque el jugador mexicano -y ahora la jugadora mexicana- estan percibiendo salarios por jugar basquetbol, el termino profesional le queda muy grande a un basquetbol mexicano que sigue cuarteándose con grietas por todos lados.




¿Ejemplos?

Gustavo Ayón y Sergio Valdeolmillos, los principales baluartes, los pilares, y junto con Julio César Everardo, el "incómodo acomodado" en la selección según los federativos, se han hecho cargo de sacar adelante a la selección mexicana desde 2013, no sólo con lo deportivo, sino también con lo financiero.

¿Los miles de millones que reciben nuestas instituciones deportivas? Se paga en aranceles, permisos, rentas, alimentos, viajes y hoteles. Los jugadores apenas perciben lo necesario y a veces menos que eso.

Pero a Gustavo Ayón y Sergio Valdeolmillos, hay que unir a Brisa Silva, que no fue incluída primero en el Centrobasket 2014 -ok, ella abandonó la concentración por malos tratos, cuestión y gusto personal- pero también fue ignorada para los Juegos Centroamericanos, en una extraño manejo desde las oficinas de los hombres de pantalón largo y mujeres de falda larga. Quizá el recurso no alcanzó, quizá no la unieron al equipo para no romper la química que el equipo había creado, pero al final, lo menos que un jugador de selección -hombre o mujer- que merece es un trato digno y una mínima explicación. Ella, quizá, este esperando el reporte técnico que los federativos debieron hacerle llegar.

Lorenzo Mata no jugó todo el torneo en la LNBP y se ha perdido, por lesiones, algunas reales, otras, según rumores, simuladas, por diferencias con la liga. Un jugador que fácilmente podría jugar en la NBA dadas sus enormes capacidades físicas y su producción defensiva, no juega siquiera en la liga de casa, y la selección también le ha extrañado en los Juegos Centromericanos. No esta vetado, pero simplemente no llega a un acuerdo con Halcones de Xalapa, su equipo. Hay que recordar que tuvo los pantalones (pants) para externar que estaba en completo desacuerdo con los federativos cuando despidieron a Sergio Valdeolmillos. Desde entonces no pisa la LNBP.¿Coincidencias?

Sin duda su talento no debería terminar en las canchas de California, cuando menos, debería estar triunfando en algún país de Europa.

Y por último el caso de Ramsés Benitez, sigue en el mismo arresto domiciliario. El jugador que luchó por justicia ante las autoridades, aún no tiene respuesta, ni siquiera de las autoridades internacionales, como FIBA, que se encarga de llegar, hacer torneos y captar recursos, pero que no respalda a su materia prima principal: los jugadores, que eso queda en evidencia en su caso, en el que se han incluído los grandes medios nacionales impresos y políticos de renombre. ¿Hablar de los autoridades de basquetbol de casa? Mucho menos, su trabajo es promover el basquetbol a nivel erario y patrocinadores, captar jugadores, equipos y armar torneos. ¿El jugador? Ninguno es indispensable, ni siquiera los que llegaron a vestir el uniforme de la selección, ni siquiera los dos mejores internos del basquetbol mexicano actualmente.



Lo de Ramsés ya no sorprende a nadie, pero si es desmoralizante que en el mismo banco de acusados ahora comparta espacio con Gustavo Ayón, Sergio Valdeolmillos, y de algún modo, con Lorenzo Mata y Brisa Silva, que, simplemente mencionarlos, estamos hablando de los mejor que le pudo hacer pasado a México en los pasados 5 años, sino es que más tiempo.

Pero ellos son la herramientas "no indispensable" para los federativos, parafraseando a Juan Manuel González, "la selección no es un jugador" (ni cinco), y "Sergio Valdeolmillos no es un mesías", pero sin embargo, ante el primer reto sin el español - y sin Ayón- se fracasó rotundamente, pues un quinto lugar en los Centroamericanos, y jugados en casa, solo es sinónimo de desmejora. Y no sólo por terminar en esa posición, sino por la manera en que se tomó todo, tan a la ligera, contratando al exNBA que venía a promover el juego de la NBA en México, con una década de inactividad en los banquillos, con ningún mérito o triunfo como estratega y declarando que no sabía si existía un "estilo europeo de basquetbol". México jugó a correr y tirar, sin jugadas fabricadas, sin un sistema claro, sin aporte de los asistentes, y el fracaso se dejó ver con el abandono de la selección en los últimos dos partidos.

Juan Manuel González: "Gustavo Ayón es sólo un jugador, él no es la selección".

La Presentación de Bill Cartwright (el despido de Valdeolmillos) terminó abruptamente.

Conoce más del Día Negro: Enlace

Cuando México consiguió su primer victoria en España 2014, Jesús Mena (presidente de la CONADE) y Carlos Padilla (presidente del COM) declararon que aquel éxito - el primero en 40 años- era causante de la colaboración COM-CONADE. Días después, el mismo Gustavo Ayón, y otros jugadores y Valdeolmillos declararon el escaso compromiso de las mismas autoridades y las precarias condiciones que le hacían pasar a hombres de 2 metros, con vuelos comerciales, hoteles baratos y presupuesto limitado, teniendo que poner dinero de sus propias tarjetas de crédito.

Ahora Carlos Padilla espera que se olvide aquello, borrón y cuenta nueva, pidiendo ayuda al mismo Gustavo Ayón para el PreOlímpico en los medios, el mismo federativo que acusó de secuestro de selección a Sergio Valdeolmillos. Que pronto se olvidan algunas cosas.

Las años pasan pero las condiciones para el basquetbol siguen siendo las mismas. Los mexicanos siguen pasivos, contemplativos ante las precarias condiciones que se le otorgan a los jugadores, los que verdaderamente se esfuerzan todos los días en una cancha de basquetbol, y los que menos recompensa obtienen. También esperamos la llegada de un mesías que venga a resolverlo todo. Y en 40 años, no llegó.

Con la filosofía de "mercadotecnia cero", (acabarse el recurso percibido del erario), las autoridades seguirán esperando a un Gustavo Ayón salvador, a un Eduardo Nájera o a un Jorge Gutiérrez, alguien de pantalón corto, con capacidad de liderazgo, con amplitud de recursos y contactos, para que se haga cargo del torneo en curso, aunque luego, le acusen de adueñarse de la selección y de nepotismo si pone a su primo a buscar partidos de recaudación de fondos o para buscar patrocinios.

La mercadotecnia de las selecciones mexicanas deben cambiar si se quiere tener mejor holgura, y los gastos de renta de inmuebles, aranceles y gastos admistrativos deben bajar. La filosofía que vive el país de austeridad, debe llegar también a los Estados, a las Organizaciones nacionales y a los escritorios. No sólo los tenis deben ajustarse la correas, también hay que ajustarse las corbatas.

Llegará el PreOlímpico, y se echará de menos a Sergio Valdeolmillos, a Gustavo Ayón, a Lorenzo Mata, a Ramsés Benitez y la selección femenil extrañará en un punto a Brisa Silva.

Los Federativos anunciando el despido de Valdeolmillos, y la contatación de Bill Cartwight. Foto: Viva Basquet. Lee Más

Quizá ahora todos entendamos porque Eduardo Nájera dejó de vestir el uniforme de la selección mexicana. Entraría al grupo, como entraría el español Ray Santana. Es un grupo singular y con una cosa en común: Son gente que llevan el basquetbol en la sangre, que sudan y entrenan a diario, y que externaron su inconformidad por las autoridades por el escaso compromiso que tenían para mejorar las condiciones de los jugadores. Quienes manejan el deporte en México son un caso totalmente contrario. No llevan el basquetbol en la sangre, no entrenan y algunos no saben lo que es jugar un partido de basquetbol, y les preocupa más la promoción de eventos como impulso para desarrollar el basquetbol que las mejores condiciones para los seleccionados. Los beneficios, como la lógica impone, no llegan a los que se sacrifican por el bien del basquetbol mexicano. Los trajes y las corbatas son más costosos que los tenis y los playeras.


:@frankbermudezz en twitter.


Envíalo a Google Plus

4 comentarios:

  1. sergio arizmendi lopezmarzo 11, 2015

    En muchas cosas antes mensionadas hay fundamentos para decribirlas en el caso de LORENZO MATA No lo creo loo que argumentan simplemente no puedo creer que digan que simula leciones si no estubo en LNBP fue presisamente por eso la operacion que se realizo lo dejo fuera de la temporada, no creo que con su categoria no quisiera jugar y dejar de percibir su buen sueldo en mexico y sacrificar la liga de puerto rico proxima a iniciar por puro capricho.

    ResponderEliminar
  2. El esta sano hace mas de un mes y no vino a integrarze a Halcones de Xalapa, creo que su meta es la nba por eso no acepto jugar final de temporada y playoffs creo que europa seria otro ayon, muy eficaz aunque no tiene buen disparo ni juego ofensivo como AYON, pero es un jugadorazoo ESTARA EN EL PREOLIMPICO y como en Panamericanos sera fundamel

    ResponderEliminar
  3. Así es Sergio, es un rumor, no se esta afirmando que esas lesiones son un hecho o no lo sean. Es my buen jugador que sólo ha jugado con México en 2011 y 2013, y se le ha extrañado.

    ResponderEliminar
  4. Orale ! no tienen nada en comun cada quien su carrera y nadie los tiene vetados cada uno tendrá sus diferencias y no las autoridades son responsables de als decisiones de cada entrenador en sus elecciones

    ResponderEliminar

Columna sin afinidad política u organizativa, dedicada a seguir a las selecciones mexicanas de basquetbol en todas sus categorías.
Manda tu comunicado de prensa: seleccionmexicanadebaloncesto@gmail.com