Mejora Tu Basquet: "La Unión hace la fuerza"









LA UNION HACE LA FUERZA...
Formar y conducir equipos es fomentar auténticos valores .Es poder relacionarse con lo más grandioso de cada uno, renunciando a intereses personales y motivados por una misma meta. Ser un equipo es combinar la capacidad individual con una conciencia integrada de identidad y pertenencia, y no en un ideal motivado solamente por el ego y la figuración.

Cuando se habla de equipo, debe entenderse al proceso y  a la tendencia de mantenerse y permanecer unidos en la persecución de ideales y metas. Es un desafío único, tanto para entrenadores como para los jugadores mismos, todos deben ser personas con ética, respeto a la condición humana y amor al deporte, deportistas deseosos de conquistar la gloria.



Los equipos no funcionan si no tienen un entrenador capaz, con cualidades superiores para controlar grupos, motivarlos, inspirarlos y sobre todo plantear tácticas de juego en cualquier circunstancia. Un equipo alcanza una identidad fuerte, no en los momentos de su constitución, sino en su crecimiento y desarrollo. Un equipo deportivo es como todo organismo vivo, nacen, se desarrollan y mueren en un periodo más o menos largo. Agrupan actualmente no solo a los atletas, sino a otro personal técnico que participa de manera decisiva en su preparación y en sus competiciones.


Hablar de EQUIPO, es hablar de deportes de conjunto. Su valor, esta dado por la suma de capacidades individuales, y la combinación de talentos y habilidades unidos en un fin común. En un “equipo”, no sirven personas aisladas, talentos individualistas, o jugadores estrella; es lo que genera obstáculos a la hora de jugar, producen rivalidades, celos, hostilidad, fallas en la comunicación impidiendo el trabajo en común. Es importante que los miembros reconozcan que se necesitan los unos a los otros y que sin esa necesidad que tienen los unos de los otros es improbable poder llevar a cabo los objetivos previstos. 
 Los equipos marcan época logrando y defendiendo un estilo de juego único, ya sea ofensivo o defensivo, evolucionan, y su esquema se vuelve ejemplo para los demás, más allá de una figura, cada equipo tendrá siempre, mínimo, un Jugador emblema, que será símbolo, esos jugadores que lideran dentro y fuera de la cancha empujando a sus compañeros a dar todo.

Un buen equipo debe tener un propósito claro, una comunicación efectiva hacia adentro y hacia afuera, voluntad de aprender de los demás, participación sin protagonismo en el grupo, búsqueda de la excelencia, celebración de los logros y compromiso, este sentido de pertenencia generará una mayor motivación. 

Por tales razones "ponerse la piel del equipo" es "ponerse la camiseta" como buen dicho, es sentir vibrar el corazón en cuerpo y alma, independientemente de ganar o perder, de éxito o fracaso, de interés o no interés, de errores o aciertos en un equipo deportivo, es estar enlazados para siempre, es lealtad, es emoción, es sentimiento, es entrega, le da sentido a nuestra vida  y lo que nos rodea, y siempre está y estará.
Contacto : deporteconpuntosycomas@gmail.com
r
Envíalo a Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario

Columna sin afinidad política u organizativa, dedicada a seguir a las selecciones mexicanas de basquetbol en todas sus categorías.
Manda tu comunicado de prensa: seleccionmexicanadebaloncesto@gmail.com