Edgar Garibay conduce a Gigantes por la senda del éxito.

* Edgar Garibay es un ala-pívot de 22 años que nació en Ocotlán, Jalisco.
* Estudió en la Universidad de Long Beach State.

Nada indicaba que los Gigantes del Estado de México en la LNBP fueran un equipo aspirante al campeonato esta temporada, como la pasada. Marchaban en la normalidad de una marca esperada para la ferocidad de la competencia, con marca de 5 ganados y 15 partidos partidos.

Luego algo ocurrió. El equipo enderezó el rumbo y marchan 6-3 los últimos nueve partidos y llevan racha de 4 triunfos consecutivos, la primera vez que el club lo logra en su corta historia. La razón más evidente de la mejora, es la inclusión del equipo de Edgar Garibay, además del repunte de Éder Zúñiga y el esfuerzo defensivo de los demás miembros de la escuadra.

Edgar Garibay, que debutó en la LNBP con Pioneros de Cancún, pero que apenas participó con ellos, parece que ha empezado realmente su año de novato con los Gigantes. Un ala-pívot de 2.08 metros que puede defender también el centro y tomar disparos de larga y media distancia, y que posee buenas manos para driblar y para pasar el balón, no es raro que este triunfando en la liga. Lo que si resulta extraño es la cantidad de partidos que tuvieron que pasar para que encontrara su nicho.



"Yo estaba agusto con Pioneros de Quintana Roo, me encanta la organización y ojalá tenga oportunidad para la próxima temporada de estar con ellos", comenta Edgar, "Yo llegué preparado para pelear por minutos y poder estar en la rotación, pero como que me quedé corto para esa meta a los ojos de los entrenadores", atestigua con humildad el jalisciense.

"También siendo mi primer año y siendo novato, entiendo que tengo que mantener la paciencia porque hay mucho talento en Pioneros con jugadores que han estado en la liga por mucho tiempo y que han tenido mucho éxito", cosa bastante cierta, y sobre todo en las posiciones interiores. "Lo único que puedo hacer es seguir mejorando como persona y como jugador para un día llegar a obtener esos éxitos yo también".

Los Pioneros han sido uno de los equipos más constantes en la liga y ya han sido campeones de liga y campeones de la Liga de las Américas. "Yo tengo mucho respeto por la organización al igual con los entrenadores como son Manolo Cintrón y Horacio Llamas así como a los jugadores, que son muy talentosos".

La temporada de Pioneros sigue siendo excelente, parecida calcada a la temporada pasada, que estuvieron todo el año pisandole los talones a los Halcones Rojos por el primer puesto de la liga. Ahora marchan 22-6 y son el segundo puesto general. El año anterior perdieron en 7 partidos el campeonato. Y para Edgar Garibay se cortaron aún más las posibilidades con el regreso del mundialista Héctor Hernández.

"Con la llegada de Héctor Hernández en Cancún la rotación se puso mucho mas complicado para mi porque se agregaba más talento a mi posición. Entonces la directiva me dijo que con la llegada de Héctor yo no iba a jugar y que no tenían espacio para mi en el equipo esta campaña", comparte el ala-pívot. "Me dieron la opción de buscar otro equipo para poder desarrollar más y poder jugar unos cuantos minutos."

El equipo que levantó la mano, fueron los Gigantes del Estado de México. Ya antes ambas organizaciones se han intercambiado jugadores. A su llegada, recibió más minutos en el primer partido (24) que en toda la campaña con Pioneros. Aportó 6 puntos y 6 rebotes en una derrota ante Mexali 66-81. Días después en 14 minutos aportó 4 puntos y 2 asistencias en un partido perdido ante Abejas por la mínima (83-84).



Pero su bautizo como jugador importante vino el 20 de Diciembre ante Titánicos de León. En sólo 20 minutos, tuvo números de 16 puntos, 8 rebotes, 3 robos y 2 tapas. Disparó 5 de 12 del campo y agregó 6 libres en 9 lanzamientos. Unos aguerridos Gigantes vencieron a unos sorprendidos Titánicos 104-92. "Yo nunca sabía que llegando a Gigantes iba a poder jugar todos esos minutos y menos que iba a ser titular. Cuando llegué a Gigantes lo hice con la mismia actitud de jugar mi juego y trabajar duro para ganarme minutos y un lugar en la rotación", afirma. En esa Jornada (24), Edgar Garibay terminó en el quinto puesto del MVP en la LNBP (mexicanos).

Esa actitud y su talento, lo siguieron acompañando, además de los minutos.

Ante Jefes (2 puntos y 2 rebotes en 13 minutos), los Gigantes cayeron, 89-96. Pero a partir de la Jornada 26, su producción sería en doble dígito y Gigantes no ha vuelto a perder en cuatro partidos, con triunfos ante Huracanes, Correcaminos, Barreteros y Panteras. Edgar ha convertido sus esfuerzos en 12.0 puntos, 8.2 rebotes, 2.0 asistencias, 2.0 robos y 1.5 tapones en ese lapso, en sólo 27.5 minutos en cancha, valiendose de un 54% en tiros de campo.

Sin embargo, rehusa quedarse con la mayor parte del crédito. Sobre el éxito en la miniracha comenta "Todo es esfuerzo del equipo completo. Todos mis compañeros han sido muy importantes en nuestras victorias. Hay mucha mas paciencia en nuestra ofensiva y estamos poniendo mucho mas attención en nuestra defensiva".





Éder Zúñiga, que también saltó de la rotación y ahora juega como titular y Justin Ávalos desde el banquillo, también han sido factor en el repunte del equipo. Éder Zúñiga ha sido dos veces MVP de la LNBP tanto en la Jornada 24 como en la 29.

En la Jornada 31 y 32, los Gigantes tendrán pruebas más complicadas, ante Halcones de Xalapa y Halcones Rojos, en la carretera. Pero estos Gigantes estan jugando de manera distinta y más competitiva. Encontraron un espacio para Edgar Garibay y a cambio tendrán un esfuerzo y trabajo honesto tanto en la defensa como en el ataque, como se esta demostrando.

Es interesante como el talento fluye y baja de las gradas, de los banquillos, se quita los pants y se alista para entrar a la duela. Los Pioneros, a pesar de su enorme talento, deben de estar ligeramente arrepentidos.

Otros Artículo Recomendados: Edgar Garibay asiste a un campamento en California junto a Blaker Griffin y De André Jordan.

INICIOS
Garibay nació Ocotlán, Jalisco, es hijo de Sandra Padilla y Javier Garibay. Desde muy pequeño emigró junto con sus padres y sus tres hermanos a Compton, una ciudad del condado de Los Ángeles, California.

Asistió a la High School de Compton y ahí empezó a jugar baloncesto a los 15 años, todo fue muy difícil para él en esa etapa porque sus compañeros tenían más tiempo practicando el deporte, por lo que Édgar tuvo que trabajar al doble para primero aprender las bases y los fundamentos del juego, y después para empezar a manejar algunos aspectos de la técnica.
Participó en 37 juegos y fue titular en ocho, promedió 4.2 puntos por juego y 3.7 rebotes por partido.(Fuente: SIPSE)


-Manuel Bermúdez. Con imágenes de Edgar Garibay.










Envíalo a Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario

Columna sin afinidad política u organizativa, dedicada a seguir a las selecciones mexicanas de basquetbol en todas sus categorías.
Manda tu comunicado de prensa: seleccionmexicanadebaloncesto@gmail.com