Basquetbol con acento hispano en Chicago

La Villita, camiseta negra, y Fugitivos, de blanco, jugaron el domingo en la escuela secundaria Collins. Elías García/Hoy

CHICAGO – Cada domingo, desde las 9 de la mañana, varios gimnasios del sur de Chicago se llenan de basquetbolistas hispanos y algunos ‘extranjeros’ que muestran sus habilidades con la pelota naranja en la Liga Azteca, una organización que cuenta con más de 110 equipos en 10 categorías.


“Esto es algo bonito porque uno trabaja toda la semana y espera venir a jugar aquí”, dice Marco Antonio Fernández, del equipo Fugitivos. “Si estás enojado, vienes a competir y lo que pasa afuera se te olvida. Venir aquí a jugar es mejor que ir a las barras. Ganamos o perdemos, el chiste es venir a compartir”.

En la liga hay un poco de todo, desde los equipos de simples aficionados hasta aquellos de alto nivel. Entre estos últimos estuvo recientemente Pedro Adorno, quien aún posee el record de anotaciones, con 72 puntos -incluidos 20 triples- en un partido. Adorno llegó incluso a jugar en el equipo profesional de Zacatecas en la liga mexicana.

Alberto Ocampo es otra estrella surgida de la liga que podría emigrar a México para intentar suerte allí como profesional. Además una selección de la liga ganó un torneo en Ciudad Hidalgo, estado de Michoacán, México, en 2012 tras enfrentar a equipos universitarios de Morelia, Toluca, Colima y Manzanillo.

“Yo tuve la oportunidad de viajar a ese torneo y fue muy bonito salir de Chicago para ir a jugar en México”, recuerda uno de los integrantes de la delegación, Steve García, quien juega actualmente en tres ligas de aficionados.


A la mejor manera de las ligas profesionales de varias partes el mundo, la Azteca exige cupos de jugadores no hispanos en sus equipos. La División A es abierta para participantes de cualquier origen pero la División B tiene dos jugadores no hispanos por equipo. Las categorías C, D, E y F cuentan con un jugador no hispano por equipo mientras que las divisiones G, H, I y J tienen “puros hispanos” según el vicepresidente Francisco ‘Chico’ Marrón.

El moreno Anthony Mason es el único “no hispano” del equipo de La Villita pero ya se siente como otro mexicano.

“Se llama Anthony pero lo bautizamos Antonio Aguilar y ya le gustan los chilaquiles”, bromea su compañero de equipo Sergio Castañeda.

Mason, un muchacho de 18 años, proviene de la escuela Farragut, donde surgió Kevin Garnett, y dice que disfruta al jugar en esta liga: “Los hispanos juegan más duro que los afroamericanos, me gusta jugar con ellos”.



La Liga Azteca fue fundada en Chicago durante el verano de 1974, cuando un grupo de cuatro equipos comenzó a jugar partidos en el área de Humboldt Park, en el corazón de la comunidad puertorriqueña de la ciudad. En aquel entonces dos profesores de origen mexicano, Elías y Arnulfo Carranza, estaban a cargo de la organización. Con el tiempo creció el interés y muy pronto hubo 18 equipos que pasaron de jugar en cancha abierta a un gimnasio en canchas cerradas para poder continuar la actividad durante todo el año. Hoy hay torneos de invierno y verano en varios gimnasios.

La presidencia de la liga pasó por Aureliano Sigarroa, Apolinar Moreno y Wilfredo Morelos hasta llegar a Francisco Marrón, un guerrerense que lleva varias décadas como jugador y presidente. Aún hoy juega con el equipo de Balsas y es el actual vicepresidente pues ha dejado el cargo de presidente a su hijo Frankie Marrón.

La liga, que en un comienzo sólo estaba formada por jugadores hispanos, continuó su expansión y en la actualidad mantiene una gran diversidad con equipos y protagonistas de varias nacionalidades.

“Hay de todo, puertorriqueños, cubanos, mexicanos y americanos”, explica Francisco Marrón, “Acá también hubo policías y detectives de la ciudad de Chicago”.

Hay hombres que jugaron desde los comienzos como ‘Chelelo’ Figueroa, quien prefiere no dar a conocer su nombre porque todos en el baloncesto de Chicago lo conocen únicamente por su apodo. “Hemos salido campeones con otro equipo que tenía antes y acá ganamos cuatro campeonatos con los Osos, el equipo de ahora”, comenta el ex jugador y actual entrenador.

Hay otros más nuevos como el chiapaneco Moisés Cano, que se ha sumado recientemente a la liga porque le parece mejor organizada que otras en la ciudad. “Esta es mi quinta liga y no hay otras tan organizada como esta. El patrón (el presidente Marrón) pone los equipos como debe ser, por categorías. En otras ligas le ganas a un equipo por 20 puntos y a la semana siguiente te ganan a ti por 20 puntos. Aquí los equipos están nivelados”.

Liga Azteca
-Liga amateur de básquetbol en Chicago
-Gimnasios: Sheridan Park, Franklin Park, Harrison Park, Kelly Hall, Collins High School, Lawndale Community Church, Homan Square y Boys & Girls Club
-Website: www.ligaazteca.com
-Informes: 773-267-7884, 773-844-6919
Envíalo a Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario

Columna sin afinidad política u organizativa, dedicada a seguir a las selecciones mexicanas de basquetbol en todas sus categorías.
Manda tu comunicado de prensa: seleccionmexicanadebaloncesto@gmail.com