Ángela Rodríguez: Dos formas de entender la competitividad

* Ángela Rodríguez es parte de la selección femenina que jugará en los Juegos Centroámericanos 2014.
* Es una armadora de 22 años egresada de la Universidad Wisconsin-Milwakee.
* Camino a los Centroamericanos

Por Olga Trujillo para Diosas OIímpicas

Con el fin de conocer a las nuevas convocadas de la selección femenil de basquetbol, me di una vuelta por el Comité Olímpico Mexicano (COM) hace poco. Ahí conocí a Ángela Rodríguez, de quien la profesora Elsa Flores me dio particularmente buenas referencias.

Su nombre y apellido son tan mexicanos que por un momento pensé que hablaba español, pero cuando vi que Alexis Castro entusiasmada se dirigió a ella en inglés para invitarla a comer unas quesadillas, me di cuenta que más bien apenas empezaba a conocer el país.

Su abuela nació en México, pero ella sólo lleva una semana y media en la ciudad. Todo le es desconocido aún. No hay playa ni mar como le platicó una amiga que le habló de Cancún; sol-palmeras-entrenamiento era el trinomio que esperaba encontrar y por eso “tengo cinco trajes de baño en mi maleta” dice y ríe la jugadora que amablemente accede a darme una entrevista mientras intenta atrapar un poco de señal de la Wi Fi que se comparte en el COM después del entrenamiento. Siempre está conectada, admite como cualquier joven de 22 años.



Comenzamos a entendernos, tanto como la globalización nos lo permite y el mismo basquetbol:

“En el tiempo que he estado aquí he visto más de lo que alguna vez vi en mi vida; me ha hecho apreciar mi herencia y mi cultura, la gente trabaja muy duro por su dinero” cuenta la ex base titular de las Panthers de Miluawkee, Universidad de Wisconsin donde además era líder.

Ángela también se considera trabajadora, aunque la diferencia es que ella no lo hace por dinero, como ninguna jugadora amateur. “A mi nunca me han pagado antes por jugar. Yo sólo amo hacerlo desde que era niña. Mi papá fue quien me vinculó hacia el basquetbol, me llevaba a jugar en su coche cuando nevaba en Wisconsin. Cada que tengo un balón en mis manos y estoy tirando a la canasta sola en el gimnasio –que es dos o tres veces por semana– y veo el balón atravesar la red, siento que todo está bien. Es algo que realmente disfruto y amo con todo mi corazón”.

La noticia de su convocatoria a la selección nacional entusiasmó a sus padres: “soy muy afortunada por tener esa oportunidad. Creo que puedo representar a este país de una manera positiva”.

Angela Rodríguez, Selección Nacional de Basquetbol Femenil



Yo: ¿Quien te contactó?
Ángela: “El coach Gary Kloppenburg de LA Sparks, me llamó un sábado en la mañana para saber si quería ir a las pruebas, acepté y ¡al siguiente día a las diez de la mañana me hablaron para decirme que volaba a las tres!”

¿Donde te vieron jugar?
“En un Campamento Profesional nacional durante la Final Four que era para basquetbolistas que buscábamos jugar fuera de EU, buscar agentes y llegar a nivel profesional. Todos los entrenadores de WNBA estaban ahí, así que de ahí me vieron y pusieron en la mira.

 ¿Que piensas de las mujeres mexicanas y nuestra cultura?
“Todas aquí han sido muy amables, yo estaba muy nerviosa porque no hablo muy bien español pero cuando llegué a la recámara todo mundo se portó muy hospitalaria y solidaria. Todas ponen a alguien más antes que a ellas mismas y eso es algo que realmente aprecio mucho acerca de la cultura mexicana, pues me hizo darme cuenta que hay más allá de lo que has vivido porque en Estados Unidos cada quien tiene que saber cómo hacerse feliz a uno mismo, y aquí todas intentan hacer feliz a la persona que tienen al lado”.

¿Sientes que es un equipo?
“Todas son muy amables… Sí, se siente, incluso antes de que yo comenzara a jugar con ellas”.

Vienes de jugar en el mejor nivel del mundo, pero sí hay gente que se pregunta ¿por qué extranjeras?

“Eso me pone un poco nerviosa, pero los coaches son norteamericanos y eso ayuda. Yo sólo quiero jugar tan bien como pueda, yo quiero decirle a esa gente que estoy aquí para ganar y nada más. Siento que estamos en la misma página, estamos aquí para jugar basquetbol, representar al país tan bien como podamos y al final del día es un juego de basquetbol yo sólo quiero estar en la cancha y hacer a la persona que está cerca de mi la mejor así como a todas mis compañeras”.



¿Qué opinas del nivel de juego de las mexicanas?
“Es un juego diferente. En Estados Unidos realmente se enfocan en fundamentos y en siempre estar al pendiente de pequeños detalles, aquí es como más rápido, no hay mucha estructura y ha sido difícil jugar con gente que no habla inglés, pero honestamente creo que vamos a mejorar”.



En Estados Unidos hay una mayor exigencia y competitividad:
“Aquí no. Si estamos en el entrenamiento y yo me pierdo, me enojo mucho, pero volteo a mi alrededor y todas están como si nada (ríe) no es divertido.



¿Quizá es algo que tienen que aprender de ustedes?
“Sí, quizá. Considerando que en Estados Unidos el basquetbol es el mejor tanto en hombres como en mujeres, creo que es muy buen modelo para querer ser como”.



Una última pregunta: ¿Cuándo te vas a aprender el himno nacional?
¡Oh my goodness! I don’t know… –ríe Ángela de nuevo y se cubre el rostro, sabe que es tarea–. Hay algunas chicas del equipo que me han estado ayudando pero aún no sé, lo intentaré cada noche antes de irme a dormir”, promete.

Si quieres conocerla un poco más, no te pierdas este video realizado por la Universidad en la que estudió, mira lo que dice:


Por Olga Trujillo para Diosas Olímpicas. Visita su sitio en este enlace.

GALERÍA CORTESÍA DE JLFRANCIS https://www.facebook.com/MexicanNationalTeam
Envíalo a Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario

Columna sin afinidad política u organizativa, dedicada a seguir a las selecciones mexicanas de basquetbol en todas sus categorías.
Manda tu comunicado de prensa: seleccionmexicanadebaloncesto@gmail.com