Sergio Valdeolmillos y Carlos Padilla, en desacuerdo.

*Sergio Valdeolmillos hizo declaraciones cuando México quedó eliminado del Mundial España 2014. 
*Carlos Padilla contesta que el basquetbol mexicano no le pertenece al técnico español, y expone que su continuidad pende de un hilo. 
*Se necesita una filosofía más conciliadora de ambas partes y manejar cuestiones tan delicadas en privado.
*Ninguna novedad.


El basquetbol comenzó a cobrar energía desde hace poco tiempo. Acostumbrado a una seguidilla de torneos que sginificaban derrotas en fila, salvo contadas excepciones, un técnico español cambio el panorama al eliminar de su proceso el amiguismo, el dedazo, el nepotismo, el palancazo y las trayectorias históricas. Él se enfocó en el presente, en su presente, en el 2011. En su proceso, de un zarpazo echó al bote de la basura esas practicas que no están, ni cerca, de desaparecer en el basquetbol mexicano.


La selección que mostró en 2011 en Panamericanos fue renovada, dinámica, distinta y plagada de entusiasmo. El resultado fue inmediato. Primer triundo ante Estados Unidos en 56 años, una medalla de plata en 20 años y el regreso de México al mapa en el continente como equipo sorpresa. La sorpresa se sigió dando en 2013, y en 2014. Más éxitos y más resultados, más allá siempre de los problemas federativos -FIBA Américas asegura que ADEMEBA es la organización con el aval internacional, pero el COM asegura que habrá en breve una nueva fedración- Sergio Valdeolmillos marcó un derrotero siempre cercano a la excelencia. Concentraciones lógicas, equipos armados con la mayor transparencia, puertas abiertas para todos y nada debajo de la mesa, pero lo más importante: Ningún sesgo político, toda una novedad para una selección mexicana. En ese aspecto, todo un logro por el COM.

 Esa filosofía en la duela, le trajo a México más resultados, Oro en el COCABA 2013, Oro en el PreMundial 2013, Oro en el Centrobasket 2014 y ahora por primera vez en la historia un equipo mexicano que clasifica a la segunda ronda de un Mundial, un mérito que quizá no haya sido aún asimilado en el ambiente del basquetbol mexicano. Estos doce jugadores lograron lo que los excelentes jugadores e históricos, como Manuel Raga y Arturo Guerreros, nuestros, hasta entonces, máximos exponentes, no consiguieron. Ellos dos y los demás mundialistas, ahora tendrán que hacer un espacio para estos nuevos doce mundialistas.



Una vez conseguido el objetivo y siendo eliminados lógicamente por Estados Unidos, todo el equipo intentó sacar la presión comprimida en casi tres meses de preparación. Primero Gustavo Ayón declaró que las autoridades no ofrecieron el apoyo que el equipo hubiera querido, argumentando falta de organización, "Que le hechen más ganas". Héctor Hernández también expresó molestias porque el equipo viaja con lo mínimo, y no hay nadie que soluciones los problemas -o pagos- que se vayan presentando, en su caso el pago de exceso de equipaje. Casi tres meses representando a México y el país no le puede pagar ni una maleta extra. Sin embargo la guinda del pastel la puso el estratega español, en una especia de suicidio laboral. En la conferencia de prensa posterior al último juego, Sergio Valdeolmillos expresó que la selección estaba practicamente abandonada.

Quizá no se esperaba una llamada del presidente por pasar a la segunda ronda del Mundial, pero alguna autoridad pudo haberlo hecho. Hizo público ante el resto del mundo nada más, que las autoridades en México apenas cumplen con su labor. Agregó que no hay organización y que su futuro era incierto. "Tiene que haber un orden de la competición y una estructura",

Al diario Milenio declaró: "Creo que hay que reflexionar, hay muchas cosas que zanjar primero para que yo siga. Desde el respeto hacia mí, porque yo en todo momento he sido respetuoso hacia todos, hacia instituciones, hacia vosotros (los reporteros), quiero un respeto hacia a mí, que a veces se me ha faltado. Todas esas cosas las traigo dentro y ahora serán motivo de analizar; empezamos el año pasado, esto acaba ahora en el Mundial, el objetivo está muy cumplido y muy por encima de las expectativas, y ahora queda que respondan las demás partes, yo ya respondí bastante", expresó el español tras el partido ante Estados Unidos.



Queda claro que Sergio Valdeolmillos pedirá mejoras en la organización, más atención al detalle, algo que Carlos Padilla y el COM es probable que no estarán dispuestos a ofrecer. En cambio, Carlos Padilla contestó de la misma manera, en los medios. Por medio de un título que demuestra lo folclórico de la cultura en nuestros medios nacionales, Alfredo Domínguez Muro consideró atractivo ponerle como título "Carlos Padilla le calla la boca". (En gris su artículo).

En él, el periodista asegura que las palabras de Valdeolmillos suenan a chantaje.  "De todos estos antecedentes conoce nuestro técnico nacional, el español Valdeomillos, por esto sus quejas y argumentos son desproporcionados, a destiempo y sin ir de frente ante quienes debió presentarse en lugar de hacerlo a través de los medios, aquello de “Competimos de la forma más seria que pudimos. Estamos solos en una travesía en el desierto. Solo hay que ver quién está aquí y quién no. Agradecemos el apoyo de los seguidores que vinieron y los medios que se desplazaron, algunos por cuenta propia. Incluso tuvimos que pagar entradas para nuestros familiares...” es desleal y suena a chantaje." 

Carlos Padilla se lava las manos, señalando hacia ADEMEBA: “Está equivocado, porque desde un principio estuvo el presidente de Ademeba (organismo rector de nuestro básquet), organismo reconocido por FIBA, no sé a qué se refiera cuando dice que no había dirigentes”. 

Lo amenaza:  “Nosotros jamás intervenimos o propusimos alguna técnica que fuera distinta a su plan de trabajo, el cual respetamos, no sé por qué dice ahora que no se le valora. El proyecto que tenemos rumbo a Río no es Sergio Valdeolmillos, es un proyecto por México”.




y remata en el sentido en que practicamente su trabajo esta en la cuerda floja y los señala como un secuestrador. “Estamos en espera del reporte técnico del staff, mismo que daremos a conocer en breve para determinar si es o no él... No podemos estar como rehenes de nadie.”

¿Seguirá Sergio Valdeolmillos al frente de la Selección Mexicana?
Ojalá que se arregle lo que esta roto, y no que se termine de romper por completo. La labor del COM como encargado del deporte es vital, es nuestro jefe máximo. Carlos Padilla tiene en sus manos el éxito o el fracaso del basquetbol mexicano. Sergio Valdeolmillos no es el único entrenador capaz, pero es el único que ha triunfado en 40 años en México, y eso le debería dar un respeto.

Es lógico que no fue la mejor manera hacerlo público a los medios, pero aún se puede enmendar. Volver a las pláticas de caballeros. 

 Lamentable todo lo ocurrido, lamentable que se diga a los medios. Tanto el líder de la Selección, Gustavo Ayón, además de Héctor Hernández, tambien han mostrado sus quejas a los medios. Sin duda todas las labores son indispensables, es indispensable la labor del COM y pero hicieron falta afinar los detallos para con la selección, que son los atletas en cancha los que se parten el alma cada día. En ese sentido, el COM debería tener más cordura, comprensión y si hay detalles, solucionarlos, no arremeter amenazante.

Que lo más fácil es conseguir un suplente, poner a un exjugador seleccionado con gran trayectoria al frente de la selección y conducir a un equipo mexicano directo al fracaso en los Juegos Panamericanos, empresa que será de por si muy complicada, porque el 70% o más de estos jugadores mundialistas estarán en plena competencia y la mayoría de ellos no podrán acudir para jugar con México. Ojalá no se repita el error de la selección femenina, apenas tan reciente. El líder de una selección, empresa tan delicada, debe estar en manos de la persona más capaz, profesional y sobretodo actualizada. Valdeolmillos tuvo éxito porque se manejó con valores, vino con una experiencia laboral nutrida en el segundo mejor basquetbol del mundo e inyectó en los jugadores el estilo de juego europeo, que bien le va a los mexicanos.


Los jugadores mundialistas volvieron a México, y Sergio Valdeolmillos se quedó en España para estar con su familia.

Su futuro es incierto, más allá de que tiene contrato garantizado hasta los Juegos Panamericanos 2015. Ha sumado 22 triunfos y 10 derrotas en los Juegos Panamericanos, un COCABA, un FIBA Américas, un Centrobasket y un campeonato Mundial. Siempre llevó a México un paso adelante de donde estaba históricamente.

FELICITACIONES
El logro de este equipo ha tenido muchos factores, empezando por el COM, que gestionó la preparación y estuvo apoyando el proceso de Valdeolmillos al límite de sus recursos. Los doce jugadores y cuerpo técnico son los actores principales, juntos han hecho que por 10 días el mundo conociera y reconociera, el basquetbol mexicano, que con problemas o sin ellos, esta plagado de talento.



 Fuente: Milenio | NotiverReporteIndigo

-@frankbermudezz


Envíalo a Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario

Columna sin afinidad política u organizativa, dedicada a seguir a las selecciones mexicanas de basquetbol en todas sus categorías.
Manda tu comunicado de prensa: seleccionmexicanadebaloncesto@gmail.com