Sergio Valdeolmillos: "No hay continuidad en el proceso"

*Sergio Valdeolmillos declara terminado el Mundial el olvido del que ha sido parte el seleccionado mundialista.
 *No parece que habrá continuidad para el español en la selección.


Luego de los meses luchando por el baloncesto mexicano, los jugadores y cuerpo técnico pueden echar una mirada a lo andado. No se les puede reprochar nada, dado los éxitos que han logrado. En cambio, tanto Gustavo Ayón ya ha declarado que desea mayor profesionalismo a cuidar los detalles, Héctor Hernández en su red social recalcó que el organismo no preveé ni para los mínimos detalles en las agencias de vuelo y Sergio Valdeolmillos es quizá el más exigido, al frente del grupo y al que no le han respondido de la misma manera los organismos oficiales.





"No hay continuidad en el proceso y creo que podemos seguir ayudando para conseguir algo, pero sinceramente no espero nada." declaró el entrenador español una vez teminado el periplo mexicano en España 2014. "El equipo ni tan siquiera ha recibido una llamada de enhorabuena", lamentó el estratega, quien quiso salir al paso de algunas acusaciones sobre su persona. "Ninguna de las cosas que se dijeron de mí en junio fue cierta y quiero decirlo bien claro ahora. Yo siempre pagué mis impuestos en todos los lugares donde entrené. No soy un usurero y he sido honesto. Solo faltaba que se cuestione mi ética personal", comentó respecto a su retraso en la preparación, presumiblemente debida a diferencias sobre la elaboración de su contrato.

Nada nuevo bajo el sol para el ambiente deportivo mexicano, y probablemente la carga de trabajo del máximo organismo será parte de las razones que darán para la falta de atenciones con el seleccionado nacional.

Pero si las instancias manejan excusas, la selección ha otorgado siempre resultados, y es terrible que no se les valore.
  “El objetivo era la segunda fase, y se logró por primera vez en la historia, por lo tanto la experiencia es positiva, pero ya se verá si hay futuro o no. No sé si seguiré al frente de México”, comentó.

 Reveló además que los integrantes de la plantilla tuvieron que pagar boletos para que sus familiares pudieran entrar a los partidos.

Remató comentando que nadie se molestó siquiera en llamarles por teléfono para patentizarles apoyo y darles ánimos, y mucho menos para extenderles una felicitación o enhorabuena.

“Competimos de la forma más seria que pudimos. Estamos solos en una travesía en el desierto. Sólo hay que ver quién está aquí y quién no”, dijo.

“Con la Selección tengo un compromiso profesional que pienso cumplir, pero no moral. No hay continuidad en el proceso. En la cancha ya hemos dicho bastantes cosas.

“Yo no tengo ningún problema en dirigir a México, pero ahora toca sentarse, y hablar con coherencia y cordura. No depende de mí ni soy yo quien tenga que llamar. Han sido tres meses tremendos y sólo me he sentido reconfortado por los jugadores. No merece la pena tanto a costa de nada’’, añadió.

 Con información de diario.mx



Envíalo a Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario

Columna sin afinidad política u organizativa, dedicada a seguir a las selecciones mexicanas de basquetbol en todas sus categorías.
Manda tu comunicado de prensa: seleccionmexicanadebaloncesto@gmail.com