Enfrentar a Estados Unidos: 40 años esperando este momento.

*Estados Unidos es el favorito junto con España. *México sorprende al mundo por tercer año.


POR DT SERGIO MARTIN REGATOS vía : Deporte Profesional en Facebook.
40 años esperando este momento
40 años son los que ha estado el basket mexicano a la deriva, fuera de los grandes campeonatos Olímpicos y Mundiales. Llegaba a la cita Española en uno de los momentos más dulces del baloncesto azteca, siendo el campeón de América y del Centrobasket disputado hace unas semanas. El paso de México por el campeonato del mundo ha sido el esperado. Ha mostrado tener más baloncesto de lo que mucha gente esperaba, pero sigue estando un paso por detrás de las selecciones más tradicionales y expertas que disputan estos torneos asiduamente. México cumplió contra Angola y Corea, y lo intentó frente a Lituania, Eslovenia y Australia, pero no pudo con estos equipos y tuvo que conformarse con el 4º lugar de su grupo. Y ese lugar tenía un premio gordo. Los EEUU en el cruce de 1/8 de final.


La selección americana llega a este partido habiendo barrido a todos sus rivales del parquet en los partidos disputados en la primera fase en Bilbao. Han llegado a la cita española con muchas bajas, quizás no sea el plantel más fuerte que podían presentar, pero si algo tiene el basket en USA son jugadores de grandísima calidad y condiciones para la práctica del deporte de la canasta. Pero vayamos a la historia de EEUU en los grandes campeonatos desde que en los JJOO de Barcelona del 92 llevasen a jugadores profesionales por 1ª vez. Vencieron en el 92 con el Dream Team (el mejor equipo jamás visto y posiblemente nunca habrá un equipo tan potente como aquel con Jordan, Magic, Bird, Barkley, Robinson, Stockton, Malone, Ewing, Pippen, Draxler,…) y en casa, Atlanta 96. Entre medias se llevaron con comodidad el mundial de Canadá del 94. Pero a partir del 98 dejaron de llevar a los mejores, y los NBAs empezaron a sufrir y a no llevarse campeonatos salvo en Sídney 2000 donde con mucho sufrimiento se llevaron el oro. Sucumbieron desde entonces en todos los torneos, sin llegar a ninguna final y terminando en una decepcionante 6ª posición en 2002 en el mundial disputado en Indianápolis, fueron humillados en su propia casa. Fue en 2008 después de 12 años a excepción de Sídney sin ser los grandes dominadores de los campeonatos, donde volvieron a llevar a los mejores. Era el Dream Team 2 (Lebron James, Kobe Bryant, Kevin Durant, Dwight Howard, Chris Paul, Carmelo Anthony,…).


Devolvieron a USA a la elite y a dominar los últimos 3 grandes campeonatos: Pekín 2008, Turquía 2010 y Londres 2012. Salvo España en las finales de ambos JJOO nadie fue rival para los norteamericanos que volvían a restablecer la hegemonía del basket mundial perdida durante muchos años.
Pero a esta cita vuelven otra vez los fantasmas del pasado. Las grandes estrellas han decidido no estar en este campeonato, ya sea por lesión, cansancio acumulado, problemas contractuales, o por no encontrar la motivación de volver a vencer, Los Lebron, Kobe, Durant, Howard, Paul, Anthony y compañía han decidido no jugar con su equipo nacional, y difícil será verles de nuevo a la gran mayoría disputar un torneo con su país. Pero como decía más arriba, si algo tiene EEUU son jugadores de calidad y aunque no estén los mejores, junto con los anfitriones del campeonato, España, son los grandes favoritos a llevarse este torneo. Analicemos uno por uno a los jugadores estadounidenses:
4: Stephen Curry (1’91 m; 26 años; Golden State Warriors). El Base del conjunto de la bahía de San Francisco es una de las piezas más importantes en el engranaje de Coack “K”. Sale de inicio jugando de escolta, aprovechando su gran tiro. De momento sus % no están siendo muy buenos, ya que esta por debajo del 40% en TC promediando 9’4 puntos a los que hay que sumar, 3’4 rebotes y 3’8 asistencias.
5: Klay Thompson (2’01 m; 24 años; Golden State Warrios). Junto con Curry forma uno de los backcourts más potentes de la NBA, haciendo vibrar en cada partido a los seguidores del equipo de Oakland, CA. En este torneo ha adquirido el papel de 6º hombre saliendo desde el banquillo. Promedia 10’2 puntos con un 64% en T y un 42% en T3. Su misión hacer daño desde el tiro exterior.
6: Derrick Rose (1’91 m; 25 años; Chicago Bulls). Si la palabra mala suerte tuviese una foto, en esta saldría este hombre sin ninguna duda. Después de estar un año sin jugar por culpa de una grave lesión en la rodilla izquierda, volvía a lesionarse al poco tiempo de volver en la otra rodilla, perdiéndose toda la temporada una vez más. 2 años sin jugar son muchos, y vuelve en este campeonato para intentar recuperar las sensaciones que tenía antes de lesionarse. No sabremos si volverá a estar al nivel que le hizo ser MVP en 2011, pero se trata de un jugador de gran clase, imparable en el 1x1 y capaz de defender a cualquier exterior en la NBA, su gran debe, el tiro exterior. De momento su entrenador le esta dosificando, con buen criterio, utilizándolo de 2º base. 5’4 puntos con unos % bajísimos 25% en TC, 2 rebotes y 2’4 asistencias son de momento sus cifras en el campeonato.
7: Kenneth Faried (2’03 m; 24 años; Denver Nuggets). Apodado “Maniamal”, esta bestia parda esta siendo el jugador más regular y más destacado de EEUU en lo que va de torneo. 13’8 puntos, con casi un 80% en TC y 7’8 rebotes sus números. El juego por encima del aro es suyo en cada partido. La mayoría de sus puntos vienen en mates, ya sean tras rebote ofensivo, generados por el mismo o la gran mayoría a través de Alley-opps. Sorprende que un jugador que venía como apoyo en la pintura para sus compañeros, sea de momento el más destacado de su equipo.


8: Rudy Gay (2’03 m; 28 años; Sacramento Kings). Tras 6 años y medio en Memphis, Gay fue traspasado por parte del conjunto de Tennessee, cansado de su actitud individualista en el campo, incapaz de liderar en momentos importantes a su equipo para vencer en partidos importantes. Fue traspasado a Toronto, donde 11 meses después llegaron a la misma conclusión que los Grizzlies y teniendo a Lowry y a DeRozan en el conjunto canadiense, mandaron a finales del pasado año a Sacramento a este Alero con unas condiciones envidiables para ser de los mejores de la NBA, pero con una cabeza muy mal amueblada. No cuenta mucho para su técnico en este campeonato, donde promedia 4’6 puntos, 3’6 rebotes y 2’2 asistencias. Números poco destacables, para un jugador que puede dar más problemas a su equipo que a los rivales.
9: DeMar DeRozan (2’01 m; 25 años, Toronto Raptors). Merecida la inclusión de este escolta que año a año va mejorando sus prestaciones, y que este año ha dado mucho espectáculo en la liga siendo un clutch player para los de Toronto. No dispone de muchos minutos en el Mundial, pero los aprovecha para promediar 5’4 puntos y estando en un aceptable 47% en TC.
10: Kyrie Irving (1’91 m; 22 años; Cleveland Cavalliers). El hasta ahora estrella de los Cavs y nuevo compañero de Lebron James en su vuelta al equipo de Ohio, ha sido sin ninguna duda el único palo al que agarrase por parte de los aficionados de Cleveland mientras Lebron ganaba anillos en Miami. Ya está siendo valorado uno de los mejores jugadores de la liga y dentro de esta selección le fue asignado el papel de líder junto con James Harden. Es el jugador que más tiempo está en la cancha, 23 minutos, y de momento lleva 9’8 puntos, por encima del 53% en TC, 2’8 rebotes, 3’8 asistencias y 2’2 robos por partido. Con la misión de hacer jugar a su equipo, de momento cumple con su papel, pero sin destacar dentro de este.
11: Mason Plumlee (2’08 m; 24 años; Brooklyn Nets). Quizás la inclusión del Pívot de los Nets ha sido la más sorprendente dentro de equipo norteamericano. Tenía un rol muy residual en el conjunto de Nueva York. Pero con la lesión de Brook Lopez tuvo que asumir más protagonismo en su equipo. Bregador y sin ser un jugador con grandes cualidades técnicas cumplió en su misión. Coach “K” le ha llevado a la cita española, ya que realizo un papel muy bueno en la preparación del conjunto estadounidense. Es el jugador nº12 del plantel, el que menos minutos juega. 2’8 puntos, 1’4 rebotes sus números.

12: DeMarcus Cousins (2’11 m; 24 años; Sacramento Kings). El Center de los Kings está asumiendo muy bien su rol de 1er recambio en el frontcourt norteamericano. En los poco más de 13 minutos que juega promedia 9’6 puntos con un 65% en TC, y 4’6 rebotes. Es un jugador con unas condiciones innatas para dominar la pintura ante cualquier rival, pero con una mecha muy, muy corta. Jugador con poca cabeza y que podría ser uno de los Centers más destacados en la NBA si no es por sus continuas indisciplinas y salidas de tono dentro y fuera de las canchas.
13: James Harden (1’96 m; 25 años, Houston Rockets). El escolta del conjunto Texano estaba llamado a liderar junto con Kyrie Irving a este conjunto hacia el oro en el campeonato. De momento promedia 12’6 puntos, 2’2 rebotes, 4’4 asistencias y 2’6 robos. Sus % en T2 son excelentes 77%, pero de momento desde el 6’75 supera ligeramente el 23%. Un % muy bajo para este excelso tirador.

14: Anthony Davis (2’08 m; 21 años; New Orleans Pelicans). El máximo anotador de los estadounidenses, 15’8 puntos con un 63% en TC a los que hay que sumar 6’4 rebotes y 1’8 tapones es la carta de presentación de “la ceja” de la NBA. Gran pareja interior la formada por Davis y Faried, que de momento han dominado la pintura a sus anchas. El de los Pelicans de momento cumple con el rol que se le asignó, sin ningún jugador interior que de momento este a su altura, veremos cuando se enfrente a jugadores más fuertes y potentes que es capaz de hacer.

15: Andre Drummond (2’08 m; 20 años; Detroit Pistons). El center del conjunto de la “Motown” es junto con Plumlee el jugador menos utilizado por su entrenador. Adquirir más experiencia para este joven jugador su misión. 3’5 puntos y 2’8 rebotes sus números en los poco más de 6 minutos que está en cancha.
Estos son los 12 hombres en los que confió Mike Krzyzewski (Coach “K”) para tratar de revalidar el título conseguido hace 4 años en Estambul. Desde que volvió a la selección en 2006 ha recuperado la hegemonía perdida años atrás. Para este campeonato a confeccionado un equipo con grandes tiradores, aunque de momento están con la pólvora mojada, 34% en T3. Un juego interior que ha dominado el juego en un grupo relativamente sencillo para los norteamericanos, que empezarán a tener rivales de más entidad si van avanzando en el campeonato. Su juego, el de toda la vida. Correr, tirar, 1x1, alley-opps. Show time games. En defensa muy difíciles de superar, condiciones físicas insuperables y con una capacidad de intimidación muy alta.
Que debe de hacer México si quiere tener alguna opción: Lo primero, plantear una batalla. Ser duros, muy duros en defensa, aunque las condiciones físicas de la mayoría de los jugadores mexicanos distan mucho de la de los estadounidenses. Parar sus transiciones ofensivas, ya sea estando más atentos al balance defensivo o utilizando faltas para parar el ritmo de juego rápido de los norteamericanos. Rebote, rebote, rebote. Si los jugadores de EEUU obtienen muchas 2ªs opciones, será mejor que México vaya reservando billetes de vuelta para D.F. Es difícil, sí, pero a veces no se cogen rebotes por aptitud, si no que por actitud puedes ser capaz de quitarle rebotes a jugadores en teoría superiores en ese aspecto.

Lo segundo: plantear defensas alternativas que puedan atascar el juego de EEUU. No están teniendo un gran % en el tiro exterior en el torneo y quizá defendiendo en zona en momentos puntuales puede el conjunto mexicana atascar el juego ofensivo norteamericano. Lo tercero, y enlazando la parte defensiva con la ofensiva: No perder balones. Junto con el rebote defensivo, las pérdidas han sido los grandes debes de los aztecas en el torneo. Si quieren estar dentro del partido deben de minimizar sus propios errores, y no regalar canastas a los estadounidenses. Y por ultimo: Estar muy, muy acertados en el tiro. Difícil será poder anotar muchos puntos en zonas cercanas al aro. El único capaz de poder hacer daño ahí será Gustavo Ayón, físicamente tocado. Pero los interiores de EEUU son capaces de defender al Center de Nayarit en los 1x1. Además estarán muy atentos a las ayudas, para tratar de ayudar a sus compañeros en el caso de que Ayón superase a su defensor. El Papel de Héctor Hernández como 4 abierto será clave. Posiblemente le defienda Faried, y si este, defiende alejado de la pintura, dejara más espacio para Ayón en los 1x1 contra Davis y/o Cousins. En el caso de que Faried ayude mucho a su pareja interior dejara suelto a un Hernández que va de menos a más y llega con la escopeta cargada desde el 6’75. Paco Cruz debe de recuperar sensaciones y volver a ser el de los primeros días. Jorge Gutiérrez tendrá que ser más regular, y por su parte el resto sumar para su equipo. Minimizar pérdidas, estar acertados en el tiro, y sacar de sus casillas a los norteamericanos.
Un partido muy difícil para México, pero seguro que saldrá con la motivación extra de jugar frente a los EEUU, país vecino y de nacimiento de muchos jugadores aztecas, donde la gran mayoría de ellos se han formado. Un escaparate inmejorable para ellos, si quieren conseguir contratos mejores en el presente o en el futuro. Y también oportunidad inmejorable para el baloncesto azteca de poder desarrollar más y mejor este deporte en el país con la repercusión que se genere por este partido.
El partido será el sábado 6 en el Palau Sant Jordi de Barcelona a las 16:00 hora española. 9:00 hora Mexicana.


Envíalo a Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario

Columna sin afinidad política u organizativa, dedicada a seguir a las selecciones mexicanas de basquetbol en todas sus categorías.
Manda tu comunicado de prensa: seleccionmexicanadebaloncesto@gmail.com