En México todo es bello... hasta que llegan los políticos

 Por Sergio Morales. 
Visita su columna: Deportes a lo Latino.
A veces no sé si lo que sucede en el baloncesto mexicano es un castigo divino por alguna atrocidad que cometimos los amantes de este deporte  en una vida anterior o  si en realidad todo esto es una obra de teatro más chafa que un intento de comedia producido por Carmen Salinas pero es que la verdad es que en nuestro baloncesto puede pasar cualquier cosa.

Olvídense de los pseudo periodistas que atacaron la actitud del coach Sergio Valdeolmillos o al desempeño de nuestros 12 guerreros en el Mundial sin conocimiento alguno. Olvídense de los tipos que  buscando “polémica” hacen lo que sea a costa de lo que sea sin importar a quien señalan o a quien cuestionan.  Los primeros son totalmente  ignorantes de nuestro baloncesto y los segundos son algo así como una prostituta de la información (con todo respeto para las prostitutas) así que para el caso es lo mismo… ambos son imbéciles y no tiene caso volver a hablar de ninguno de ellos en este artículo.

Añadir leyenda


El punto es que la etapa del coach Valdeolmillos al frente de la Selección Mexicana de Basquetbol ha llegado a su fin.

¿Qué hizo o que no hizo el coach Sergio Valdeolmillos que fue tan determinante para que no pudiera continuar al frente de nuestra selección cuando solo trajo más que resultados exitosos?

Por más que intento no encuentro una razón lógica. Escucho las declaraciones de la gente de pantalón largo en donde mencionan que existen varias razones pero honestamente ninguna de ellas me parece al menos mínimamente creíble.

El primer argumento que dicen estos señores es que el coach quería seguir entrenado en la LNBP y que eso ya no era posible y que por ese motivo no podía seguir en el cargo. Caray esto es ridículo, no puedes cortar el magnífico trabajo de un entrenador por algo tan infinitamente pequeño. Ni siquiera me atrevería a llamarlo un “obstáculo” pero cuando se quiere se puede  (aunque sea para mal) y ahora resulta que esto era un obstáculo monumental.

También se argumentó que el coach exigió cantidades estratosféricas de dinero y que por esa razón tampoco se pudo llegar a un acuerdo.

¿Pero de qué cantidades estratosféricas estamos hablando si el sueldo del coach Bill Cartwright será mayor que el del coach Valdeolmillos?

Particularmente yo le pagaría al coach Valdeolmillos el sueldo de Jesús Mena, el sueldo de Modesto Robledo, el sueldo de Toussaint, el sueldo de Peña Nieto, el sueldo de los panistas que hicieron su pachanga con la teiboleras, el sueldo de Elba Esther Gordillo, el sueldo  de Humberto Moreira y de varios otros de ese mismo estilo.

¡Por favor! El tipo nos devolvió el baloncesto al país y al plano internacional, este señor nos hizo nuevamente ganadores… ¡Páguenle lo que pida!

Pero aclaro nuevamente que el coach no pedía mucho.

También hubo quien dijo (y está es la más ridícula, ignorante y sospechosa de todas las afirmaciones) que al coach y al equipo se le dieron  todo el apoyo del mundo y que el baloncesto estaba ya en un nivel sensacional antes de que Valdeolmillos llegara  al cargo.

¡Hágame usted el favor!

Todos sabemos que el coach firmó su renuncia en el momento en el que se quejó de muchas de las carencias que sufre un seleccionado nacional de baloncesto y al decir seleccionado nacional me refiero  a jugadores, miembros del cuerpo técnico, utileros, médicos, etc.

Hagamos un poco memoria en el pasado reciente de nuestro baloncesto… ¿Se dan cuenta de quien faltó en toda esta maravillosa aventura en la que los amantes del baloncesto nos vimos envueltos estos dos maravillosos años?

La gente de pantalón largo.

Y como lo mencionamos anteriormente…



En México todo es bello hasta que llegan los políticos.

Por una tregua o por lo que gustes y mandes pero toda la gente de pantalón largo se mantuvo al margen de esta selección al menos en cuanto a reflectores se refiere en los últimos dos años. Pero no los creamos tan buenos y nobles así como así. Esa ausencia fue más que nada porque obviamente no tenían cara para decir que “gracias a su trabajo o a su apoyo” estos chicos estaban triunfando y de todas maneras aunque lo hubieran hecho ahí estaban 40 años bien firmes para desmentirlos.

Pero la situación cambió radicalmente con la llegada de los triunfos y toda esta vorágine de éxitos recientes. Al ser exitosa  nuestra selección  se convirtió en una mina de oro para cualquier político de quinta con grandes aspiraciones y por supuesto que no iban a dejar pasar la ocasión de aprovecharse de ella. El gran  problema para todos ellos fue que el coach Sergio Valdeolmillos no se prestó a seguir el eterno  juego político mexicano de “Cállate, yo cobro, te pago migajas y todos ganamos” sin importarles un reverendo comino el baloncesto mexicano.

El coach denunció lo que a su juicio era lo correcto y lo hizo en tiempo y forma  tras haber cumplido exitosamente con su trabajo.  El señor demostró ser absolutamente  incapaz  de hacerse cómplice a cualquier acción que fuera contra la ética de su trabajo como entrenador  y contra la ética de relación y amistad para con sus jugadores.

Por supuesto  que siempre para el coach Valdeolmillos como para cualquier otro entrenador siempre será un honor dirigir a México pero… ¿hasta cuándo estos tipos seguirán abusando de ese privilegio para explotar al baloncesto? Cabe recalcar que cuando hablo de baloncesto me refiero a técnicos y a jugadores porque lamentablemente aquí como decimos en México “Hay pa todos” o más bien como dicen los boricuas “no hay pa nadie” porque a todos se les dice que no hay presupuesto y eso sucede en todos los niveles ¿Cuántos casos hay de chicos que los invitan a la selección nacional y terminan los padres de familia gastando dinero de su bolsa porque simplemente les dicen que no hay? ¿Cuántos casos de jugadores que se lesionaron jugando para la selección nacional y ni siquiera los ayudaron con seguro o transporte especial? No sé por qué me acordé del buen Lorenzo Mata.



¿Todo por el honor de vestir la casaca nacional?

El honor nacional termina cuando este se utiliza como pretexto para justificar el poco apoyo que reciben los seleccionados nacionales.

Mientras estuvo el coach Valdeolmillos al frente de la selección los resultados fueron siempre positivos, el desarrollo de nuestros jugadores fue sensacional. El papel desempeñado a nivel internacional y la impresión causada como equipo fue esplendida. La química entre la afición, el equipo y el cuerpo técnico fue perfecta.  El comportamiento de los chicos extra-cancha fue muy honorable (nada que ver con las denigrantes parrandas y desmanes de generaciones anteriores en la que los jugadores tenían hasta el descaro de salir en estado inconveniente en las entrevistas por televisión). La educación, la preparación y el conocimiento del coach y sus auxiliares fueron de mucho nivel. El trabajo en general fue casi perfecto.

¿Cómo es posible que no pudieran retenerlo?

La única explicación es que no querían hacerlo.

No tengo nada contra el coach Bill Cartwright, particularmente me parece  un tipo muy experimentado. Tiene ya  varios años como asistente en equipos NBA. El tipo sabe mucho de baloncesto y su trayectoria de jugador pues todos la conocen sobre todo en su época con los Chicago Bulls de Michael Jordan. Los pocos puntos en contra de este sensacional coach es que siendo honestos no conoce a los jugadores mexicanos, ni sus virtudes ni sus limitantes. Tampoco conoce nuestra liga y no conoce la forma de pensar de los mexicanos.

Por otro lado, el baloncesto es un lenguaje universal y para la calidad no hay impedimentos suficientes así que el tiempo nos dará la respuesta.

Para bien o para mal esta es una nueva etapa en nuestro baloncesto y lo menos que debemos hacer es exigir que funcione tan bien como la anterior.

 Por Sergio Morales.  Visita su columna: Deportes a lo Latino.
Envíalo a Google Plus

4 comentarios:

  1. EXCELENTE Nota del Sr. SERGIO MORALES sobre el DESPIDO Injustificado del Tecnico Valdeolmillos.Parecio que nos Adivino lo que PENSAMOS los Miles de Gente que Amamos el Basket.Esperemos que esta NOTICIA Negra, tenga SOLUCION.

    ResponderEliminar
  2. felicidades por tu valor para decir el sentimiento de todos los que queremos y respetamos el baloncesto , es una lastima que nuestras autoridades no tengan la mas minima conciencia de este deporte , mi pregunta seria notienen verguenza tanto la fmb como ademeba o la liga profesional

    ResponderEliminar
  3. considero que el problema radica no solo en las personas de pantalon largo , tambien en todo lo que conforma el deporte , como diria el sr tousseint el baloncesto es un negocio , patrocinadores directivos jugadores porras todos debemos ganar

    ResponderEliminar
  4. felicidades por tu valor para decir el sentimiento de todos los que queremos y respetamos el baloncesto , es una lastima que nuestras autoridades no tengan la mas minima conciencia de este deporte , mi pregunta seria notienen verguenza tanto la fmb como ademeba o la liga profesional

    ResponderEliminar

Columna sin afinidad política u organizativa, dedicada a seguir a las selecciones mexicanas de basquetbol en todas sus categorías.
Manda tu comunicado de prensa: seleccionmexicanadebaloncesto@gmail.com