La quinta participación mundialista de una selección mexicana: Los equipos cambian historias


*Luego de 40 años de dar tumbos, el año mundialista se crea la Comisión de Selecciones Nacionales.
*México cumplirá su quinta participación en un Mundial, y buscará su triunfo 16.
*México puede virar su competitividad en años venideros. 2011, 2013 y 2014 han sido la muestra, corresponde al futuro trabajar al mismo nivel -o mejor- de exigencia.

 A 5 días del Mundial (casi 4), México llega a España con una marca del español Valdeolmillos de 20 ganados y 4 perdidos.

En los cuatro eventos mundialistas anteriores, México terminó con  15 triunfos y 14 derrotas.

Esta a 3 triunfos de Lituania, que suma 18 triunfos en Mundiales, y en la posición 20 de naciones, que lidera Estados Unidos con 113 victorias.

1974 : San Juan, Puerto Rico: 5-2 Noveno
1967: Uruaguay, Montevideo:  6-2  Octavo
1963: Río de Janeiro, Brasil :   4-4  Noveno
1959: Santiago de Chile, Chile: 0-6  Treceavo
2014: España 2014 :    ¿ ?


México tiene cuatro participaciones mundialistas previas a 2014, la última en 1974, tan lejana, tan a la distancia, que apenas hay información en internet.

Bien lo dijo una exseleccionada de aquellos años "la nueva generación acerquese más las hemerotecas, a los libros de historia en las bibliotecas, consigan los nuevos periodistas videos de televisa de aquellos años" para intentar traer esas viejas glorias de nuestro baloncesto a las nuevas generaciones. Es necesario acudir a las piezas de museo, sobre todo por las participaciones lejanas, de 1959,

México suma 7 particpaciones en Olímpiadas, 4 participaciones Mundialistas y 10 participaciones en los FIBA Américas, 25 torneos que sólo nos han arrojado como resultados dos medallas, la de Berlín 1936 y la Caracas 2014, con 78 años de paja de por medio.

Cierto es que el pequeño auge en los medios de comunicación a partir de 2011 en Los Panamericanos, plantaron una pequeña semilla que germinó muy pronto. México ganó dos medallas de plata que sirvieron para dar un inicio a una era distinta, y eso que no se contó con la presencia del mejor jugador mexicano, Gustavo Ayón, que militaba en España, a la España que ahora va a conquistar por segunda vez.



Por un lado se develó la presencia de uno de los mejores entrenadores extranjeros que hayan pisado suelo mexicano, Sergio Valdeolmillos, y por otro lado fue la medalla más importante lograda por Ray Santana con la selección femenina y el cierre del ciclo deportivo para Éricka Gómez, que ganaba así su primer medalla panamericana.

Mientras que la endeble estructura del baloncesto femenino evitaría los resultados en 2013, fue la selección varonil la que se encaminó a ser considerada la mejor selección de latinoamerica en 2013 y en lo que va del 2014.

Sergio Valdeolmillos suma una marca que roza en lo irreal -20 ganados y 4 perdidos- en partidos oficiales en Juegos Panamericanos 2011, COCABA 2013, PreMundial 2014 y Centrobasket 2014, dos torneos invictos, y 14 triunfos consecutivos.

Pero eso no iba a evitar que el español conociera la forma de trabajar en México, "donde todo lo fácil lo vuelven difícil" como declaró a los medios, con el apoyo mínimo, con una logística que no alcanzó siquiera a programar un juego de despedida en la Ciudad de México -luego de 40 años, se antojaba imposible que no tuvieran un partido para el público mexicano- y por último la fraccionada organización con que se llevó la carreta hacia el mundial.

Si en años pasados, llenos de penurias, fracasos internacionales deportivos y sobre todo una descarada escaces de recursos para con las selecciones masculinas y femeninas, de pronto se crea una Comisión de Selecciones Nacionales justamente en el año mundialista. El portazo en la cara hacia ADEMEBA, un organismo que en esos años batalló para llevar a las selecciones a puerto seguro, incluso con recursos propios, y luchando en tribunales por la diligencia de un deporte donde los directivos no tienen contemplado el trabajo a largo plazo y esperan la gratificación inmediata del recursos del erario, repartiéndolo siempre de manera poco equitativa, mucho arriba y poco para los jugadores en cancha.



La Comisión de Selecciones Nacionales tiene su mejor función visoreando talento de todos los torneos nacionales, pero se ha hecho de la vista gorda en algunos torneos ADEMEBA, cojeando del mismo pie que lo hicieron algunos procesos de dicha organización, es decir, la solución resultó igual que el problema, solo que con actores distintos.

Pero si fue el esfuerzo por años, debajo de la mesa de ADEMEBA lo que ayudó a elevar el nivel del baloncesto en México, en especial por la Liga Nacional de Baloncesto Profesional, son los jugadores que por años han batallado en sus respectivas escuadras, siempre por lo regular escuderos de los jugadores extranjeros o mexicoamericanos, llevándose la peor parte, sacrificándose en defensa, arriesgando el físico. Todos esos esfuerzos y sacrificios han valido la pena. Al final, este grupo de jugadores, han emergido como jugadores complementarios, que juntos hacen un gran equipo, un equipo. Gustavo Ayón lo definió mejor : "Los equipos cambian historias". 

También merecen su mérito el CIBACOPA y la Liga Estatal de Chihuahua, circuitos que también desarrollan el basquetbol de manera profesional o semiprofesional.

Por un lado, los doce guerreros en cancha han sabido ser un verdadero equipo, atrayendo al baloncesto un nuevo interés en las nuevas generaciones, y de la mejor manera: los niños y niñas que se enganchen al baloncesto en estos días, lo harán con un equipo ganador, que tumbó los cimientos del fracaso que encadenaron al baloncesto mexicano, y esa será su referencia, un equipo que gana tres medallas de oro y una plata en cuatro torneos y que superó 40 años de opacidad.

Ahora falta que las personas de pantalón largo hagan lo mismo, tanto las autoridades institucionales (COM y CONADE), como las organizaciones civiles (ADEMEBA, FMB, Alianza, etc), llegó la hora de ser transparentes, incluyentes y abiertos al diálogo, pensar en el desarrollo del baloncesto de la niñez y juventud, antes que en el desarrollo de la infraestructura y de torneos internacionales. Desarrollar programas que sean verdaderamente públicos y no sólo compartidos entre sus agremiados.

Doce jugadores han puesto el ejemplo, trabajando en equipo, con la misma camiseta puesta.

Es hora que el basquetbol de escritorio haga lo mismo. Porque algunos dirán que 40 años no son mucho y que es posible que México empiece una mejor época. "Siempre ampliar las metas tan pronto se hayan alcanzado", es un refrán de los exitosos. Los jugadores lo han logrado, y ya han ampliado sus metas.
Manuel Bermúdez, @frankbermudezz con fotos de Julio César Everardo, delegado de la Selección Mayor 2014.
Corresponde ahora a los generales de escritorio ampliar sus propias metas y hacer equipo. "Los equipos cambian historias".
Envíalo a Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario

Columna sin afinidad política u organizativa, dedicada a seguir a las selecciones mexicanas de basquetbol en todas sus categorías.
Manda tu comunicado de prensa: seleccionmexicanadebaloncesto@gmail.com