José Israel Gutiérrez Zermeño jugará el Mundial por el lesionado Noe Alonzo: "Los tiempos de Dios y de Darwin, son perfectos".


*Israel entra al roster de los 12 jugadores mundialistas, en llamado de última hora.
*Valdeolmillos sigue guardando trucos bajo la manga. México adhiere presencia interior.

José Israel Gutiérrez Zermeño, pívot MVP de la liga estudiantil ABE en 2014 con los Borregos del Tecnológico de Hidalgo, fue elegido para jugar el mundial, a tres días de su inicio, en sustitución por el lesionado alero y ala-pívt, Noé Alonzo. José Israel será el jugador más joven, pero también, el jugador más enignmatico del equipo, uno cuyas capacidades físicas y sumadas a sus generosos 206 centímetros a sus 22 años lo convierten en un arma bajo los tableros con lo mejor del juego de Gustavo Ayón y Lorenzo Mata, pero sin la experiencia de ellos. Pronto la tendrá.

 Para el 15 de Julio, Israel Gutiérrez aún sobrevivía, junto con otros 14 jugadores en la concentración luego de semanas intensas de entrenamientos. Sólo serían apartados del equipo Lorenzo Mata por su lesión y Gabriel Girón para el Mundial. Y ahora Noé Alonzo. Meses atrás, Gutiérrez recibió la invitación para ser el Christian Laethner de este pequeño equipo de ensueño mexicano. Le invitaron a que llegara temprano, y no habían terminado la llamada cuando ya estaba preparando las maletas.

Llegó el Centrobasket y no se pudo evitar encajar un semblante de desilución, que le duró dos minutos. El joven pívot se había curtido con los mejores y no había demeritado en esfuerzo, producción y eficiencia. Pero había que aprender, y con humildad, siguió con el equipo hasta el final, sufriendo desde el banquillo, ayudando en las practicas y aportando positivismo en los partidos. Luego, celebrando junto con ellos. Pero ese campeonato le correspondió ser el jugador asterisco. El número 13. En España, sin pasar por la aduana del Centrobasket, Israel esta dentro de los doce guerreros, dentro de la historia, dentro del sueño.



Sin tiempo para celebrar luego de vencer a Puerto Rico, sin siquiera dormir, México tomó un avión de madrugada. No cabían 13 jugadores. Muchos pensaron que Noé Alonzo u algún otro jugador no se ganaría su asiento de avión. Pero fue Israel el que se quedó sin su boleto junto  Gabriel Girón, de Fuerza Regia de Monterrey. A casa, chicos.

Luego de 5 partidos oficiales con igual número de derrotas, México se vio superado en la pintura y en el perimetro en juegos amistosos preparatorios afinando detalles rumbo al Mundial. Otra vez Valdeoilmillos haciendo de las suyas, tumbando en la lona a México a ver si se levanta antes que el referee cuente hasta diez, preparándolos como lo hizo para Caracas, como lo hizo para el Centrobasket. Quizá, con Israel, se pueda competir a misma velocidad en la pintura que los pívots europeos, y tiene la ventaja de que su nombre no es conocido en el plano internacional, a diferencia de Gustavo Ayón, Jorge Gutiérrez, Paul Stoll o el mismo Adam Parada.

El destino de Israel Gutiérrez parece que le tiene reservadas cosas muy importantes, le corresponde a él ponerse metas cada vez más altas y esforzarse por ellas, y aceptar el éxito y el fracaso como puentes para aspirar siempre a mejores cosas, como en este caso, . Una vez cortado, le deseó con gallardía lo mejor a sus compañeros y se fue a casa, a seguir entrenando desde el siguiente día. Se preparaba entonces para ser el mejor novato de la LNBP en 14-15, con los Halcones Rojos de Veracruz, distinción que no dudo que logre ni por un segundo.



Desde que llegó Sergio Molina al ITESM Hidalgo se empezó a trazar un mejor escenario en su carrera, todo cayó en su sitio correcto. Campeón con actuaciones titánicas en rebotes, bloqueos y puntos. Una bestia en el aréa, un resorte que hacía pensar en una prueba inmediata de antidoping.

Israel levantó aquella copa de campeón, aquel trofeo de MVP e inmediatamente se abrieron las puertas del COM, ese mismo segundo, y alguien en un aeropuerto firmó un boleto. Se ganó sudando más de dos meses este puesto mundialista, se lo ganó cuando se fue a casa luego del corte de Nayarit,  pensando que había ganado más de lo que había perdido, se lo ganó cuando se levantaba cada mañana y tenía dos sesiones diarias de entrenamiento con sus estudios, como cualquier mexicano normal de 2.06 metros de estatura.

"Los tiempos de Dios son perfectos, dicen los creyentes", también los tiempos  de Charles Darwin, para los más escépticos. Parecía que México no iba a ser México sin Lorenzo Mata, y sin Israel Gutiérrez, que tienen juegos similares, pero el universitario mucho más amplitud a la ofensiva. Aterrador.

La baja de Mata, que estará como comentador de noticias en España 2014, será suplida por Israel Gutiérrez si tiene la oportunidad. Lorenzo Mata tendrá mucho que narrar, sin duda. Muchos litros de agua, matador.



Una vez revisado el equipaje, y autorizado el vuelo, el destino decía que era un vuelo trasatlantico, a conquistar el viejo mundo.

Una carrera profesional de 20 años, inicia sólo con el primer salto entre dos del partido, con el primer bote de balón, con el primer rebote, con la primer canasta. Israel Gutiérrez tendrá como aparador un campeonato mundial. Entrenó con toda su dedicación y prosperó en cada reto a lo largo de su juventud. No sorprendería que salga avante también en este llamado de última hora.

Un viaje de mil leguas comienza con el primer paso.

El inicio del Mundial es el 30 de Agosto.

@frankbermudez, sígueme en twitter


Envíalo a Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario

Columna sin afinidad política u organizativa, dedicada a seguir a las selecciones mexicanas de basquetbol en todas sus categorías.
Manda tu comunicado de prensa: seleccionmexicanadebaloncesto@gmail.com