Víctor Soto Palomino, seleccionado nacional sub-18: "Ahora la meta es cerrar duro este torneo".

Talento nacional nacido en Lagos de Moreno, Jalisco y con paso por la Universidad de Guadalajara en nivel preparatoria, Victor Manuel Soto Palomino, es un ala-pívot de 1.97 metros, que esta luchando junto al equipo en el FIBA Américas U18 en Colorado Springs, Colorado.

Los marcadores han sido adversos en sus dos primeros partidos para México, ante potencias continentales como Argentina y por Estados Unidos, pero es claro que el equipo juega con el corazón por delante.

Ante Argentina Víctor colaboró con 2 puntos, 6 rebotes, 1 asistencia y un bloqueo en 19 minutos.

Su defensa y su precencia en la pintura le ayudó para que el coch Sergio Molina confiara en él por 32 minutos ante los seis veces campeones de América Sub-18, los Estados Unidos. Víctor no encontró el camino para desarrollar su ofensiva, pero ayudó junto a Ivan Venegas a competir por tres periodos en la lucha por los rebotes. Fue una noche dificil, con 2 puntos, 3 rebotes y 1 bloqueo en su cuenta personal. Pero no se rinde, igual que el resto del equipo, ante la prueba más complicada en su corta carrera: "Es un gran aprendizaje de cada partido, ellos (Argentina y Estados Unidos) están en otro nivel pero con corazón nada es imposible" indica. "Yo siento que a pesar de los marcadores en contra hemos puesto el nombre de México en alto".

Quizá una estadística que demuestre la garra de un equipo mexicano, es el marcador adverso 13-56 con que Estados Unidos tenía en la lona a México al medio tiempo. Los aztecas siguieron intentando al aro, porque el equipo es claro que es mucho mejor que lo que ese resultado indicaba. En el tercer periodo, México venció a Estados Unidos 23 puntos contra 21 y se mostró como un rival que no se iba a rendir más allá de lo que dijera el marcador.



México jugará un partido más de grupos, contra Uruguay, y es probable que ambos equipos se querran quitar el mal sabor, aunque México parte como favorito por lo mostrado ante Estados Unidos. El pase al mundial sub-19 se ha escapado, pero el hambre de triunfo sigue ahí. "Claro, hay hambre de triunfo y hambre de pasarle encima a todo el rival que toque, estamos representando a nuestro país y siempre daremos todo por él".

Este equipo entrenó muy duro, con sesiones dobles y triples que iniciaban muy temprano, y Víctor no oculta que el objetivo era claro y ambicioso al iniciar el torneo. "La meta era el pase al Mundial, pero por algo pasan las cosas. Ahora la meta es cerrar duro este torneo y dar lo mejor por nuestro país". México jugará dos partidos más además del de Uruguay, para colocar a las naciones del octavo al quinto puesto.



Víctor, que empezó jugando hace 10 años cuando tenía 8, tiene metas claras para su futuro: " Mi objetivo terminando el PreMundial es seguir entrenando duro y estudiando para lograr una carrera universitaria, y si Dios me presta vida, ser un jugador profesional".

Los visores LNBP y CIBACOPA siempre están pendientes del progreso de los jugadores jóvenes en las selecciones formativas nacionales. Víctor y los otros once seleccionados U18 aún tienen tres partidos de demostrar su potencial en este evento internacional. Aunque el pase al mundial no se dio, no hay duda que sus nombres se seguirán escuchando en el ambiente del basquetbol nacional e internacional en algunos casos.

Mientras tanto seguirá desarrollando su basquetbol en la preparatoria Abraham Lincoln en Colorado, junto a José Arenas y José Carlos Ramírez.

-Manuel Bermúdez, @frankbermudezz
Envíalo a Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario

Columna sin afinidad política u organizativa, dedicada a seguir a las selecciones mexicanas de basquetbol en todas sus categorías.
Manda tu comunicado de prensa: seleccionmexicanadebaloncesto@gmail.com