3 impresiones sobre el sorpresivo triunfo del ITESM Hidalgo sobre la UDLAP



*El octavo sembrado echó fuera el mejor equipo de la temporada regular. Complicaciones.

La primer sorpresa (en mayúsculas) de "Los 8 Grandes" es el triunfo 78-71 del octavo sembrado, el Tec de Monterrey, campus Hidalgo sobre el primer lugar general de la temporada regular, la Universidad de las Américas en Puebla, que cosechó una marca impresionante de 31 ganados y sólo 3 partidos perdidos, pero no valió la marca en playoffs, pues pese a presentarse como el equipo débil en la contienda, con marca de 19 triunfos y 15 derrotas, el ITESM campus Hidalgo llegó mejor preparado y jugó un mejor basquetbol los últimos 10 minutos del partido, en donde sumó 29 puntos por 12 de sus rivales.

La UDLAP se vio sorprendido el primer periodo (19-22), pero dirigió el rumbo del partido a partir de entonces, con un Fabián Jaimes apuntalando el ataque. La UDLAP lideraba 59-47 con cinco minutos por jugar pero una racha 14-2, empató el marcador a 61 puntos y se jugaron tiempos extras, donde el Tec se escapó anotando 17 puntos por 10 de sus rivales.

El entrenador Sergio Molina, con experiencia como seleccionador nacional asistente, demostró su capacidad para conducir empresas complicadas, pero no pierde los pies del piso : "Felicidades por la victoria de hoy, pero esto solo es un primer paso. No hemos ganado nada de momento. Pero gracias a nuestro trabajo, humildad y el apoyo que recibimos desde nuestra institución y de sus familias, por segunda temporada consecutiva estamos dentro de los 4 mejores equipos universitarios del país."

Israel Gutiérrez, pívot seleccionado universitario 2013, autor de 19 puntos y una excelente defensa en el partido, aclaró que el equipo otorgó un esfuerzo extra cuando se encontraban contra la pared a falta de 5  "El triunfo fue puro corazón, nunca nos dimos por vencidos y teníamos hambre de ganar". Esa hambre originó en Israel una de las mejores exhibiciones reboteadoras del año, pues se fue hasta los 27 rebotes, indispensables para el triunfo.

Yannick Marley Rodíguez, ala-pívot de 2.04 metros y una de las soluciones ofensivas del partido, también recalcó que pese a los 12 puntos de distancia con 5 minutos, el equipo se visualizó luchando hasta el último segundo : "Salimos con la mentalidad de ganar, al principio se nos complico mucho pero jamás perdimos la fe y el hambre que teníamos por el triunfo, faltando 5 minutos de juego íbamos 12 abajo y sabíamos que no se había perdido y encontramos fuerzas y gracias a la unidad que tenemos como equipo sacamos el partido."

El reto siguiente tampoco es sencillo, pues se enfrentarán mañana al CEU que dio cuenta de 103-78 a los Dorados de la UACH. Sin embargo, los Borregos del Tec Hidalgo, intentarán seguir dando la sorpresa.


-@frankbermudezz 


Envíalo a Google Plus

0 comentarios:

Publicar un comentario

Columna sin afinidad política u organizativa, dedicada a seguir a las selecciones mexicanas de basquetbol en todas sus categorías.
Manda tu comunicado de prensa: seleccionmexicanadebaloncesto@gmail.com